miércoles, 21 de diciembre de 2005

El Encín albergará un campo de golf y recuperará animales en extinción

El consejero de economía presenta la totalidad del proyecto para las 550 hectáreas de la finca complutense
El consejero de Economía confirma la instalación de golf, pública y regada con agua reciclada
Un centro recuperará especies domésticas en vías de extinción, como burros, chotos o cerdos
La fase educativa del proyecto estará lista el próximo verano y no habrá ni hotel ni urbanizaciones
 
 
rubén m. sardinero n alcalá
Un campo de golf y una reserva para recuperar animales domésticos en vías de extinción son las dos nuevas incorporaciones al proyecto de la finca complutense de El Encín, junto a la autovía. El consejero de Economía e Innovación Tecnológica, Fernando Merry del Val, visitó ayer Alcalá para confirmar el secreto a voces –se lo habían pedido el Ayuntamiento, la Federación madrileña de Golf y la patronal del Corredor– y, de hecho, ya constaba en el avance del Plan General de Ordenación Urbana: Habrá campo de golf en El Encín, finca que hasta ahora sólo se dedicaba a la investigación agrícola, y compartirá las 550 hectáreas de la finca con una granja escuela, un área para conservación de animales en extinción, un centro de investigación y con el Soto del Henares, cuyo rico paisaje de fauna y flora será recuperado.
El campo de golf fue el anuncio más esperado pero, no obstante, el consejero lo reservó para los últimos minutos de su comparecencia. En ella volvió a recordar el contenido educativo del proyecto, que ya adelantó en junio. La construcción de una piscina e instalaciones deportivas, así como la recuperación del Soto del Henares y potenciar el centro de investigaciones agrarias completan el proyecto a ambos lados de la autovía. No habrá, sin embargo, ni urbanizaciones ni hotel, como sospechaban las voces críticas.
El futuro campo del golf de El Encín ocupará ochenta de sus 550 hectáreas y tendrá 18 hoyos. Será público –los usuarios no necesitarán estar federados ni formar parte de ningún club– y se regará con agua reciclada de la futura depuradora de Meco. Así lo aseguran el titular de Economía y el regidor complutense, Bartolomé González, quienes confirman que ya se han iniciado las conversaciones con el Canal de Isabel II para obtener su visto bueno a la reutilización de estas aguas.
La instalación no estará lista hasta al menos mediados de 2008: “No me comprometo a dar plazos, pero puede estar en un año y medio o dos años”, anunció Merry del Val, quien también ha confirmado que la gestión será privada y que, en primer lugar, se abrirá un concurso de diseño. Queda la duda de si la promoción correrá a cargo de la iniciativa privada, aspecto que se concretará más adelante.
Ni hotel ni urbanización
El consejero ha declarado su intención de comparecer en la Asamblea para explicar los detalles del proyecto que tuvo ayer su puesta de largo en el Centro de Estudios Financieros de la Plaza de Cervantes, donde el propio alcalde situó la ubicación del futuro campo de golf, en la margen izquierda de la autovía A-2 en sentido Guadalajara; es decir, entre la carretera y las vías de ferrocarril.
Merry del Val fue también claro en su discurso al referirse a la urbanización: “Ganaríamos mucho dinero, pero no vamos a edificar”, aseguró, mientras el alcalde asentía a su lado. “No se va a construir ninguna urbanización, ni hotel ni un edificio de congresos en El Encín”, sostuvo rotundo en más de una ocasión.
El responsable de Economía de la CAM matizó, además, algunas diferencias con las iniciativas que se están llevando a cabo en territorios gobernados por el PP, como la Región de Murcia, o por los socialistas, como Andalucía. “Será un campo de golf público, sin urbanizaciones y con agua reciclada”, resumió Merry del Val. Un concepto contrapuesto a los desarrollos que grandes empresas como Polaris World llevan a cabo en la costa murciana, con sus populares ‘golf resorts’, o a los proyectos aprobados por la Junta de Andalucía en la sierra gaditana.
Sí habrá, en cambio, un paralelismo, que radica en el uso de aguas depuradas, lo que no obliga a suministrarse con las mismas fuentes reservadas para otros usos como abastecimiento humano o riego de jardines. El propio Ministerio de Medio Ambiente ha dado el visto bueno a las instalaciones murcianas que cumplían con dicho requisito y la nueva normativa andaluza tendrá igualmente en cuenta este hecho, mientras en Alcalá ya se ha tomado la delantera.
Mientras, el alcalde confirma a este periódico que el agua de la depuradora no se utilizará para otro tipo de fines en la ciudad, como baldeo de calles o riego de zonas verdes: “Es complicado, porque está muy lejos [la depuradora de la ciudad] y sería costoso traerla”.
Modificaciones del suelo
El proyecto mantiene los mismos grados de protección de los terrenos que se fijaron en el PGOU de 1991, que alcanza su mayor nivel en el Soto del Henares –que además se someterá a un proceso de recuperación–. Únicamente habrá un cambio: la aprobación en Pleno de una modificación de los espacios que se destinarán a usos deportivos –caso del campo de golf o una posible piscina, por ejemplo–, acogiéndose a la aplicación de la clave 3, que así lo permite. “No habrá otro uso que no sea el del golf”, garantiza el alcalde, que cierra las puertas a una urbanización residencial.
En todo caso, el proyecto apunta más iniciativas novedosas. Lo es, sobre todo, que El Encín contará con una reserva para animales domésticos en peligro de extinción, que tiene en al asno a su principal representante. Se trata de una iniciativa pionera  en la que se intentará recuperar especies en vías de extinción, desde el burro hasta el choto murciano, del que quedan menos de 150 ejemplares –menos, aún que otras amenazadas como el lince ibérico–.
Aunque no hay fecha fija para su puesta en marcha, lo hará “relativamente pronto”,  aunque no estará listo antes que la granja escuela. El consejero asegura además que se va a “potenciar la investigación” agraria o que se construirán campos de fútbol o una piscina, mientras que los edificios rústicos ya existentes se utilizarán para las actividades de Naturalcalá, caso de los alojamientos para los niños o comedores, así como la posibilidad de crear un museo de los suelos. 
 
El proyecto definitivo
El campo de golf comparte espacio en las 550 hectáreas con la investigación, la granja escuela y el ocio, abiertos a la ciudadanía
 
r.m.s.  n  alcalá
El consejero presentó ayer un proyecto completo que da cabida al deporte –campo de golf, piscina o fútbol–, con tintes educativos en la granja escuela, con investigación agraria y con la recuperación de un espacio natural de especial valor, el Soto del Henares. El debate se reabre con un punto menos en el orden del día: no habrá, al final, ni hotel, ni zona residencial ni un centro de congresos. La CAM ha concretado su proyecto y ya se conoce qué pretende hacer en la finca complutense. Se puede hablar ya de concreciones.
 
Investigación agraria
Hasta ahora era el único uso que se le daba a una finca de 550 hectómetros que se extiende a lo largo de la autovía, en ambos márgenes, dirección Guadalajara. El consejero se compromete a mantener este uso –como venían demandando oposición, ecologistas y plataformas como El Foro del Henares– e intentará integrar este centro del IMIDRA en una red de la que forman parte otros 17 enclaves de investigación agraria en la Comunidad. Los trabajadores, alegó Merry del Val, pueden estar tranquilos: “No se va a suprimir ningún puesto”.
 
Granja escuela
Es la primera fase del proyecto y estará lista durante el próximo verano, en el sentido más amplio del periodo estival. El proyecto está inspirado en Naturávila y abrirá las  puertas de la finca a los colegios del Corredor del Henares. La finalidad es educativa para que, como ironizaba el consejero, no ocurra que haya niños “que piensan que la leche no se ordeña de una vaca, sino que sale de un brick”. Habrá un albergue y un comedor, así como otras instalaciones complementarias que permitan el mejor desarrollo de esta labor educativa, aprovechando para ello la edificación rústica ya existente.
 
Campo de golf
Se trata del proyecto que levanta mayor polémica. Ocupará ochenta hectáreas y pretende contribuir al incremento de las visitas turísticas a la ciudad. Estará regado con agua de la depuradora de Meco y será público: cualquier ciudadano podrá participar en su uso y disfrute, sin necesidad de estar federado.
 
Área deportiva
Se situará junto al actual complejo deportivo de la Universidad y podrá ser, en cierto modo, su continuación. Un campo de fútbol o una piscina han sido las dos sugerencias lanzadas al respecto, aunque están todavía por concretar. Su utilización está prevista que se integre en el uso general que se dé a la finca, de modo que los niños que en verano se alojen en la granja escuela puedan bañarse en una piscina, por citar uno de los ejemplos explicados ayer por el propio consejero Merry del Val.
 
Reserva de animales
Una de las novedades presentadas ayer hacen referencia a una reserva para animales domésticos en peligro de extinción. Se trata de la recuperación de especies amenazadas como los burros u otras que tradicionalmente han vivido con el hombre y que hoy cuentan con muy pocos ejemplares. Estará estructurada según los territorios de la península, con orientación divulgativa para los visitantes. Así, habrá una zona en la que se encuentren animales de Asturias, por ejemplo, y otra con ejemplares autóctonos de Castilla.
 
Soto del Henares
Es el espacio natural de mayor valor de toda la finca. Se encuentra en la ribera del río Henares y goza de un alto nivel de protección. Partiendo de un proyecto de la Consejería de Medio Ambiente, se pretende recuperar la riqueza de su fauna –con especial atención a las aves– y de su flora, creando igualmente itinerarios abiertos a la ciudadanía y una zona para avistamiento de aves.
 
 
Las voces críticas, contentas “a medias”
La Plataforma en Defensa de El Encín ha expresado su “satisfacción a medias” después del anuncio del consejero para que en la finca no haya hoteles ni urbanizaciones residenciales. El lado negativo remite, no obstante, a su rechazo a la construcción de un campo de golf, ya confirmada por la CAM. El portavoz de la plataforma, Rafael García Poveda, explica que “los vecinos y las entidades ciudadanas hemos conseguido torcer la voluntad de los políticos y creemos que hemos avanzado algo cuando, al menos de palabra, dicen que no habrá viviendas ni hoteles en El Encín”. Pero, a la vez, recuerda que mantendrán su oposición al campo de golf para que “El Encín siga siendo el pulmón de Alcalá, con planes de recuperación ambiental”.

No hay comentarios: