viernes, 9 de diciembre de 2005

Las viviendas de la plaza de Cervantes que se rehabiliten tendrán que pintar sus fachadas adaptándose a una carta de color acordada por el Consorcio

Las viviendas de la plaza de Cervantes que se rehabiliten a partir de ahora tendrán que pintar sus fachadas adaptándose a una carta de color acordada por el Consorcio Alcalá Patrimonio de la Humanidad y la Comisión de Patrimonio Local
 
Así lo indicó el pasado viernes 2 el consejero de Cultura, Santiago Fisas, tras una reunión ordinaria del Consorcio en la que volvió a reivindicar la necesidad de que el Ministerio de Cultura se implique en esta institución, destinada a potenciar la ciudad complutense como hito fundamental en las acciones sobre patrimonio histórico. Fisas explicó que "se está ultimando una carta de colores, fruto de las catas realizadas en las viviendas de la plaza de Cervantes, con el fin de que ésta recupere sus colores originales y se adapte al entorno y a los edificios históricos existentes en la misma". Aunque será la Comisión de Patrimonio Local la que termine de definir los colores, en una reunión que se celebrará en los próximos días, lo cierto es que esta decisión obligará a los propietarios de las viviendas a seguir unas normas preestablecidas a la hora de pintar las fachadas. En la reunión, Fisas también reivindicó la participación institucional y económica del Ministerio de Cultura en el Consorcio al tiempo que anunció que el próximo año se sumarán al mismo la Dirección General de Infraestructuras y la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid.
En esta sesión del Consorcio también se habló del futuro presupuesto, con el compromiso regional de mantener la aportación de 650.000 euros.

No hay comentarios: