miércoles, 21 de diciembre de 2005

Los partidos ya miran al Este

La ampliación de la UE dará a Alcalá hasta 16.000 nuevos votantes. Los partidos políticos complutenses acaban de darse cuenta del cambio sustancial que introducirá el fenómeno de la inmigración en la batalla electoral, en la que rumanos, polacos y búlgaros tendrán mucho que decir. Más todavía en una ciudad en la que la comunidad inmigrante tiene bastante raigambre y el puesto de alcalde se dirimió por 3.000 votos. 
El PP, que Gobierna en Alcalá y en la Comunidad, ya ha reaccionado al efecto inmigrante con algunas medidas que pueden cautivar el nuevo voto del Este. Aguirre acaba de nombrar una consejera de Inmigración con un abultado presupuesto sólo para planes de integración de extranjero. Y ha comprado la idea al alcalde de Alcalá de crear una suerte de casas regionales en los municipios madrileños. En Alcalá, habrá un centro sólo para los rumanos.
Segunda ampliación
“Son unos vecinos como cualquier otro y habrá que atenderles porque también tienen sus necesidades” explica el alcalde de Alcalá, Bartolomé González, que tiene dudas de si llegará esta segunda ampliación antes de las elecciones municipales de 2007.
Pero si se cumplen los plazos establecidos, Rumanía y Bulgaria entrarán a formar parte de la UE con plenitud de derechos en 2007. Al igual que los diez nuevos miembros que entraron el año pasado –entre ellos Polonia, con 2.500 vecinos en Alcalá– podrán votar y ser candidatos en las elecciones de municipales de 2007, aunque no en las regionales y nacionales. El nuevo cuerpo electoral tendrá así 16.000 votantes más, un objetivo codiciado ahora por los tres grupos políticos.
Francisco Pérez, coordinador municipal de IU, presume de que “en mi partido siempre nos hemos puesto las pilas con los inmigrantes” y menciona la gestión de Salvador Guardiá al frente de los servicios sociales del Ayuntamiento cuando estaban en el gobierno.
Para Pérez el secreto a partir de ahora no está en crear sólo políticas específicas para los inmigrantes, “sino también iniciativas sociales en esferas que les importan a ellos pero también a otros”. Como ejemplo pone el de las viviendas sociales, que juzga insuficientes en la ciudad complutense, “o el de la educación, un aspecto en el que necesitamos apostar por la enseñanza pública porque tal como vamos ahora no avanzamos hacia ninguna parte con tanta piscina en colegio concertado y centros de elite para unos pocos”.
Francisco Peña, del PSOE, admite que “de momento no hay ninguna campaña especial, pero está la propuesta nuestra de hoy [por ayer] en el pleno persigue precisamente la integración plena de los inmigrantes en la escuela, pero también otras que hemos hecho referidas a temas de mujer, vivienda... yo creo que llevamos tiempo teniéndolos en cuenta”.
Su importancia, no obstante, será ahora más evidente: “El voto hará que nos volquemos más, que duda cabe”, concluye Peña, especialmente implicado en asuntos educativos. IU tiene estrechos lazos con colectivos, pero sobre todo de Sudamérica. Y en el PP el portavoz de Inmigración de la ejecutiva local es polaco y presidente de una de las asociaciones polacas de la ciudad. Al fin y al cabo, 16.000 nuevos votantes son muchos para dejarlos pasar. Habrá que escucharles.

No hay comentarios: