viernes, 20 de enero de 2006

El viejo parque de bomberos será un centro para mayores

La iglesia negocia incluir un templo como pago por usar la Huerta
El viejo parque de bomberos acogerá un centro de mayores o incluso un centro cívico para el barrio. Así lo adelantó el alcalde ayer a este periódico después de meses de silencio oficial sobre el futuro del espacio. El Ayuntamiento negocia con el Obispado que en el lugar vaya también una iglesia, pero esto sólo será posible si se encuentra espacio para las dos cosas.
“Necesitamos equipamientos sociales, y esa será nuestra prioridad”, dijo ayer a este periódico el alcalde de Alcalá, Bartolomé González. Por eso “el club de jubilados o incluso algo más amplio” es irrenunciable. El parque, situado en El Val junto al Centro Comercial, fue desalojado por los bomberos a finales del año pasado, que tienen un nuevo cuartel en La Garena. El Ayuntamiento tiene ahora que hacer un estudio de edificabilidad para ver si es posible hacer compatibles ambos proyectos y crear junto al centro cívico o de jubilados una iglesia que complete la presencia de templos en el barrio, que actualmente consiste en la ermita del Val y una parroquia en los bajos de la calle Lope de Figueroa.
El Obispado de Alcalá ha reconocido que está en negociaciones con el Ayuntamiento para la cesión a la entidad religiosa de la parcela donde se ubica el antiguo parque de bomberos, reivindicada por los grupos políticos de la oposición para su reconversión en centro cultural. El alcalde piensa que el emplazamiento de una iglesia en el barrio “también sería positivo”. 
Fuentes del gabinete de prensa del Obispado indicaron ayer a Efe  que “la oferta surgió a iniciativa municipal y no es nueva, ya nos la hizo el anterior alcalde, Manuel Peinado", regidor del mismo partido, el PSOE, que ahora ha denunciado estas negociaciones y pide al actual, Bartolomé González, del PP, que convierta el parque de bomberos en centro cívico y cultural para el barrio de El Val. El portavoz del Obispado, Juan Carlos Ramos, añadió que “esta parcela nos parece interesante" aunque reconoció que todavía no hay nada decidido.
El Obispado de Alcalá  dispone de más de una decena de solares en la ciudad cedidos por el Ayuntamiento en el año 1997 a cambio de la cesión de la Huerta del Obispo a la entidad municipal. En la Huerta del Obispo existe un aparcamiento y se celebran conciertos al aire libre durante algunos meses del año. 
 
solares para ceder. Uno de esos 11 solares no tenía ubicación definitiva en el convenio de 1997, sólo se hablaba de una parcela de unos 1.500 metros en un sector de El Val, y el parque de bomberos se presenta como alternativa casi diez años después. El Ayuntamiento debe recibir ahora el traspaso de uso desde la Comunidad de Madrid. El uso social está asegurado, pero la inclusión  de la iglesia está pendiente de calibrar el espacio libre, que podría ser de unos 1.000 metros cuadrados. Al centro de mayores le quedarían así unos 1.500 metros cuadrados, segun el Ayuntamiento.
 
“Que se le dé uso cívico y cultural”
En el viejo cuartel de bomberos podría ir una iglesa, un asunto con el que no estaría de acuerdo el PSOE, que pide que el antiguo parque de bomberos se reforme como sede de un centro
cívico y cultural, que no existe en el barrio, y albergue también el centro de mayores actual, muy deteriorado. Beatriz de Miguel, edil del PSOE, no descarta que sus pretensiones, ya rechazadas en el Pleno municipal, se queden sólo en eso, sobre todo teniendo en cuenta que “hemos visto el trasiego de responsables de Obispado en las dependencias municipales".  Además, los socialistas han sacado a relucir el convenio entre el Obispado y el Ayuntamiento, que data del año 1997, en el que este último cedía a la Iglesia once  parcelas en distintos barrios de la ciudad a cambio del uso laico de la Huerta del Obispo, espacio que el Ayuntamiento utiliza para la celebración de conciertos.  Los socialistas exigen al gobierno municipal no se ceda a la Iglesia sino a usos cívicos y culturales" y piden que se le dé uso antes de que se deteriore.
 
Se van de El Val los bomberos y el ambulatorio
El Val habrá perdido en pocos años dos infraestructuras características de este barrio durante décadas. Los bomberos han dejado ya el cuertal que ocuparon a mediados de los setenta. Ya está previsto el derribo del Ambulatorio, un centro de especialidades que a dado asistencia a gran parte de la ciudad y cuyos servicios se mudarán a una dotación más moderna y de nuevo cuño en el Ensanche. Quedará, eso sí, un centro de especialidades. Pero no todo son pérdidas. El barrio recuperó sus piscinas cubiertas esta legislatura. Y también esta legislatura se ha buscado sitio para una nueva escuela infantil que estará en este barrio. Los jubilados tendrán, según el último anuncio municipal, un centro en el viejo parque de bomberos. Y probablemente haya sitio para que el espacio esté abierto a todos los vecinos a través de un centro cívico. Si finalmente se construye la iglesia será el referente por delante de la ermita de El Val, otro de los símbolos del barrio que, junto con el Polideportivo y un río recuperado, permanecen invariables.

No hay comentarios: