jueves, 5 de enero de 2006

MIRAR. La cara rumana de Alcalá de Henares

T.E. 28.12.2005. 20 MINUTOS
Rumanía ya es la segunda colonia extranjera en la región. Su gente prefiere el este de Madrid para vivir.
Si hubiera que añadir un nuevo barrio a Alcalá de Henares, ese sería, sin duda, Alba-Iulia, una ciudad rumana de donde son la mayor parte de los ciudadanos de ese país que residen en la localidad.

Los rumanos ya son la segunda colonia extranjera más grande de la región y su número se ha triplicado en los últimos tres años, hasta llegar a los 111.669, después de que se eliminara la exigencia de visado a sus ciudadanos ante el ingreso en la UE.

La presencia rumana se nota con más fuerza en Alcalá de Henares, donde residen algo más de 15.000, es decir, un 8% de la población alcalaína. Para verlo, basta con recorrer algunas de sus calles, donde abundan los negocios regentados por rumanos o la parroquia ortodoxa, repleta cada domingo o bares españoles donde las camareras son rumanas. «No sé si volveré a Rumanía», dice Gabriela, empleada en una tienda que vende productos de su país.

Una colonia asentada

Los rumanos son una de las colonias más asentadas e integradas en la región. La mayoría de sus miembros, explica Georghe Gainar, presidente de la Asociación de Ayuda e Integración al Pueblo Rumano, trabajan en la construcción y en el servicio doméstico, aunque cada vez hay más negocios regentados por ciudadanos de ese país. Con el paso de los años y la obtención de papeles, muchos ya han podido comprar vivienda y se han convertido en un mercado apetecido para el sector inmobiliario y el de venta de coches. Aparte de Alcalá, Coslada, Arganda y San Fernando también son zonas predilectas de este colectivo.

No hay comentarios: