lunes, 27 de marzo de 2006

Fomento hará más accesos a la A-2, pero no los pagará

Fomento ha incluido los viales de incorporación a la A-2 a la altura de Espartales Sur y el Ensanche, tal y como Alcalá necesitaba para dar respuesta a las demandas de los vecinos de estos nuevos barrios. Sin embargo, estos viales no llegarán hasta que no se ejecute el proyecto en su conjunto, que llega prácticamente hasta Meco. Por ello, tardará más de tres años. 
Esto no librará a la ciudad de pagar el coste de los viales, estimado por el Ayuntamiento por encima de los 500 millones de las antiguas pesetas. El Ministerio de Fomento se muestra dispuesto a construir los viales, pero dentro de un proyecto global que incluye el trazado hasta Meco, una obra que tardará más de tres años en llegar.
Esto no ha impedido que el grupo municipal socialista de Alcalá haya acogido satisfactoriamente la decisión del Ministerio de Fomento de aprobar la construcción de estos nuevos accesos a la A-2 en los barrios de Espartales Sur y El Ensanche, tal y como se había propuesto en una alegación. Pero el Ayuntamiento, según confirma un miembro del equipo de Gobierno, sigue adelante en su idea de construir el mismo los viales para que la obra tenga alguna probabilidad de arrancar en tres años. Se quiere evitar así cuanto antes los atascos y rodeos que sufren los vecinos de los nuevos barrios para ir a Madrid.
El Ayuntamiento pidió en varias ocasiones al Ministerio de Fomento que acometiese cuanto antes la licitación de estos viales,  un proyecto heredado del anterior Gobierno, presidido por José María Aznar. La contestación de Fomento, explican fuentes municipales, fue que ellos “no acometen planes parciales”. 
Alcalá sigue jugando con la baza de contar con el respaldo financiero de una gran superficie, que se vería beneficiada del nuevo acceso. El PSOE lo ve de una manera. Para el portavoz de los socialistas, Pablo González, con la decisión del Ministerio de Fomento “se evitará que el alcalde, Bartolomé González, del PP, despilfarre el erario municipal, pues pretendía financiar esta infraestructura cuando no entra dentro de las competencias municipales”.
El problema es mucho más complejo, explican desde el Ayuntamiento. Para empezar, la  ley obliga a establecer una distancia prudencial entre una incorporación y el siguiente acceso. Esto encarece el proyecto más todavía. La última vez que el Ayuntamiento se puso a calcular por cuanto podría salir dotar a la A-2 de estos accesos tan importantes para el municipio la cuenta llegaba a 700 millones de pesetas. Quedaba, eso sí, por hablar del coste que estaría dispuesto a asumir el Ayuntamiento y qué dinero vendría de la parte privada. Este periódico trató ayer de recabar la versión de Fomento.
 
Una solución a “los atascos de cada día”
En un comunicado de prensa, el portavoz socialista, Pablo González, indicó que “Fomento ha sido muy receptivo a nuestro planteamiento y lo agradecemos, porque estos enlaces son absolutamente necesarios para dos barrios muy poblados". De este modo, insiste el PSOE,  “no se desviarán fondos municipales para proyectos que no son responsabilidad del Ayuntamiento", agregó. Los nuevos enlaces facilitarán la fluidez del tráfico y reducirán “los constantes atascos que se producen en la ciudad debido a la escasez de puntos de acceso a los barrios y a los centros comerciales", añadió el edil socialista responsable de obras y servicios, Eduardo Calderón. El Ayuntamiento no estuvo informado de este hecho por el grupo socialista, que se ha dirigido en varias ocasiones a las autoridades de Fomento para que accediesen a las peticiones de la ciudad complutense. El alcalde de Alcalá, Bartolomé González, también se ha reunido en los últimos meses con Fomento tanto para ampliar el tercer carril como para el carril-bus.

No hay comentarios: