viernes, 19 de mayo de 2006

Aguirre enseña el Metro como su 'apuesta' por el Corredor

xavier colás n coslada
La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre visitó ayer en Coslada las obras de lo que es ya su principal “apuesta” por el Corredor del Henares: el Metro. La acompañaba el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, en un acto de partido en el que renovó su compromiso con el Hospital del Henares.
Dos realidades, el metro y el hospital que, según Aguirre, serán posibles en menos de un año en una zona que “para el PP constituye, sin duda, un objetivo prioritario" por su población y por su situación geográfica.
Rajoy y Aguirre, acompañados por el presidente del PP regional, Francisco Granados, y del alcalde de Coslada, también del PP, Raúl López, llegaron a Coslada en el tren de Cercanías de Renfe para visitar las obras de ampliación de Metro-Este y pasear por algunas calles del municipio.
La comitiva salió de las obras del intercambiador de Metro-Este y recorrió las calles Doctor Fleming, Petra Sánchez y la avenida de la Constitución, zonas que son uno de los puntos de concentración y residencia de la población inmigrante. Ambos saludaron a diestro y siniestro y fueron objeto de la curiosidad, las fotografías con los móviles y hasta varias pendencias vecinales que aguantaron porte torero.
Rajoy recalcó la importancia de las obras del Metro en una región y hasta dio el dato del día: “Madrid es, en este momento, la cuarta del mundo en número de kilómetros de Metro y cuando se terminen las obras que ha puesto en marcha la presidenta –dijo– será la tercera, solamente superada por Nueva York y Londres y este es un dato del empuje de esta Comunidad". Pronto, no obstante, pasó a hablar de los asuntos que le ocupan cada día: Estatuto, petición de dimisión del ministro Alonso, críticas a Zapatero...
 
poderío. Aguirre agradeció a su presidente del PP “que haya querido continuar con la visita a las grandes ciudades  de Madrid" .Rajoy le devolvió el agradecimiento y añadió que “Coslada es una ciudad que está casi en los 90.000 habitantes y esto es una demostración de lo que ha crecido la Comunidad de Madrid en los últimos años en PIB, en riqueza, en bienestar y también en calidad de vida de la gente y en población".
 
Era hora punta en muchas tiendas, en cada esquina y la plaza del Sol, limpia como nunca, era un bullir de vecinos enfadados o curiosos en torno a Aguirre y Rajoy. Durante el paseo, los líderes del PP, sobre todo Esperanza Aguirre, conversaron con ciudadanos que expresaron sus protestas por la situación de inseguridad y suciedad que, en su opinión, está generando la llegada masiva de inmigrantes a una ciudad en la que están censados más de 8.000 rumanos. “¡Hay que cantarles el pollo, hoy que vienen...!” decía apresurada una vecina. “¡A ver si esta plaza sigue así de limpia!”, bramaba otro. Y el alcalde aplacaba protestas dando su teléfono.

No hay comentarios: