martes, 30 de mayo de 2006

El PSOE vuelve a las comisiones sin que Severién retire lo dicho

Ni disculpas ni más plantones. El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Gustavo Severién, se negó ayer a retirar sus palabras alusivas a la pareja de concejales socialistas Fernando Marín y Beatriz de Miguel: “Dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma opinión”, dijo el pasado día 16. Los socialistas habían convocado un pleno extraordinario para pedir más respeto en los debates municipales, pero ningún grupo sugirió ninguna medida concreta.
Pese a que el Pleno volvió a ser un cruce de acusaciones y terminó sin un acuerdo en el único punto del orden del día, terminó con el anuncio del PSOE de que está dispuesto a volver a las comisiones informativas y a los consejos de administración de empresas municipales de los que forma parte. Los socialistas habían remitido una carta al alcalde diciéndole que no acudirían más a estas reuniones hasta que el primer edil garantizase el respeto en los debates.  
Ayer el PP no cedió ni un ápice porque el PSOE no había presentado ninguna propuesta al pleno monográfico. De hecho, Gustavo Severién volvió a tomar la palabra para arremeter contra la oposición, a la que acusó de “mala fe” y “desproporción” por su plantón del pasado 16 de mayo. Los ediles de PSOE e IU se ausentaron del Pleno ese día  cuando se estaba debatiendo una moción del PSOE que pedía el soterramiento de los contenedores de basura en el Distrito IV, defendida por el edil Fernando Marín. 
La causa fue entonces la actitud “insultante” del portavoz del PP, Gustavo Severién, que ayer se preguntó qué había de insultante en sus palabras: “Porque es público que ambos [concejales] están casados y no creo que sea un insulto que lo estén”. 
El pleno duró poco más de media hora y el compromiso socialista de, aunque nada ha cambiado, volver a participar en el debate político más allá del pleno. Pero en los pasillos los ánimos eran muy distintos. “Esto es indignante, Gustavo Severién es un sinvergüenza”, dijo Fernando Marín, el aludido en el pasado pleno, que no podía disimular su disgusto. El alcalde, Bartolomé González, por su parte, ya respondió la carta a los socialistas recordándoles que el siempre ha “garantizado el respeto en los debates”. El primer edil ha amparado públicamente las palabras de Gustavo Severién, sin duda el edil del Gobierno más ácido con la oposición.
Sin embargo a cierre de la sesión de ayer adoptó su tono más cordial: “Bienvenidos al sitio de donde nunca se debieron ir” y rechazó querer ver el Ayuntamiento convertido en “una astracanada”. Para terminar se señaló a sí mismo: “Yo me aplico el cuento”, dijo. Pero pidió a los ediles de la oposición “que sean proporcionales” y que no abandonen la representación de unos ciudadanos que les han elegido “precisamente para que los representen” y se sumó a la apuesta por unos plenos “con cortesía”.
El PSOE usó su cartucho de convocar por su cuenta un pleno extraordinario para pedir más respeto en los debates municipales. Así que ayer fue el día de las quejas. El portavoz del PSOE, Pablo González, se lamentó que de “el Gobierno nos marea”. La razón es que, según PSOE e IU, muchos concejales se demoran en la entrega de la documentación que la oposición esta demandando.

No hay comentarios: