viernes, 2 de junio de 2006

El Príncipe descubre el lugar centenario de los Cervantes

Don Felipe recorrió ayer con su esposa el espacio centenario y universal en el que su padre entrega cada 23 de abril el Premio Cervantes. De hecho fue una de los espacios de la Cisneriana que más intrigaron al heredero, por donde entraban los Reyes en en Paraninfo, cuyo techo impresionó a la pareja. En la puerta los había recibido el rector de la Universidad de Alcalá, Virgilio Zapatero, y Luis Peral, consejero de educación.
Los acompañaba el acalde y la presidenta, pero la protagonista de ese tramo de la visita fue la joven guía Raquel Bayo, coordinadora de los servicios turísticos de la Cisneriana, que enseñó a los príncipes, como si fuesen unos turistas más, los secretos de unos muros  que hablan por sí mismos.
Los Príncipes vieron la enorme maqueta de la ciudad que tiene la Cisneriana y pasaron enseguida a la Capilla de San Ildefonso. “Me ha llamado la atención el conocimiento que tenían de  de la Universidad: se han interesado por la capilla y el sepulcro, especialmente por el artesonado del techo, pues está colocado sin clavos como si fuese un puzzle”, explicaba poco después de lo que tal vez sea la visita turística más importante de su vida.
A ambos lados del primer patio les habían recibido los trabajadores de la Cisneriana, que no pudieron resistir la curiosidad de ver a los Príncipes. Posando con paciencia a los fotógrafos, pasaron a los dos siguientes patios. Pero fue en la intimidad del Paraninfo donde se mostraron más relajados y se prodigaron varios gestos cariñosos. Hasta tres veces cogió Doña Letizia al Príncipe del brazo. No se cansaron de mirar al techo y se mostraron especialmente curiosos por saber de qué año databa cada pieza. Y es que el espacio, edificado por Pedro de la Cotera no inició su construcción hasta 1516.
El Príncipe se interesó por el uso que se había dado a ese espacio en el pasado, pues es rico en historias: allí tuvieron lugar importantes actos representativos durante los siglos XVI y XVII como los trascendentes dictámenes, clausuras e inauguraciones, graduaciones, lecciones magistrales y discursos de personalidades que interesaban al heredero. El rector, Virgilio Zapatero, apuntaba con cordidalidad detalles de los últimos Premios Cervantes. Era el ecuador de su visita. Por eso al salir agradecieron a la gente su espera.
 
Invitados de la política, el arte y la sociedad civil
Los Príncipes mantuvieron un almuerzo en la Hostería con 90 personalidades representativas de Alcalá y después compartieron un distendido café con ellos en el Patio de Filósofos.
Entre los invitados estaban, además de la presidenta y el alcalde, el vicepresidente del Gobierno regional, Afredo Prada;  el consejero Luis Peral; la presidenta de la Asamblea de Madrid, Concepción Dancausa; el portavoz parlamentario del PP  Antonio Beteta; el líder del Partido Socialista de Madrid, Rafael Simancas, el ex rector Manuel Gala, el presidente de Aedhe, Jesús Martín, el decano del Colegio de Abogados, José Luis Doñoro, el director de la prisión  de Alcalá-Meco, Jaime González-Novo; el general de la Brigada Paracaidista, Salvador Fontenla; el comisario de la Policía Nacional, Jesús Figón; el representante vecinal Juan Manuel Román y el cronista local Francisco Javier García Gutiérrez y el presidente del Círculo de Contribuyentes José Félix Huerta. Del mundo del arte y la comunicación estaba Eduardo Vasco, director teatral alcalaíno; Antonio R. Naranjo, director de Diario de Alcalá, el actor Jesús Cisneros y su mujer Yolanda Arestegui. Estaban además los ediles de PP y PSOE, pero no IU. PDe primero
Los Príncipes y sus invitados tomaron menestra de verduras de la Vega del Henares con cremoso de patata y crujiente de jamón ibérico.
 
De primero
Los Príncipes y sus invitados tomaron menestra de verduras de la Vega del Henares con cremoso de patata y crujiente de jamón ibérico.
 
De segundo
Solomillo de buey con reducción de vino de Arganda con milhojas de manzana y pimientos. 
 
De postre
Costrada alcalaína y rosquillas de Alcalá.
 
El café
El café se sirvió en el patio y se acompañó con almendras garrapiñadas.
 
El almuerzo fue rápido debido a que los Príncipes llegaron con algo de retraso

No hay comentarios: