miércoles, 23 de agosto de 2006

JOSÉ LUIS PERALES. “Vivir del pasado es estupendo, tienes siempre 18 años”

Su primer contacto con un instrumento musical fue un laúd que comenzó a tocar a los 6 años de edad. Después se hizo más melódico y puso banda sonora a los sentimientos de más de una generación. Su primer éxito como compositor fue la canción ‘Por qué te vas’, interpretado por Janette que sería el tema principal de la película ‘Cría Cuervos’ de Carlos Saura. Ha recibido más de 100 discos de oro y platino a lo largo de su prolífica y dilatada carrera. Cede una canción de cada disco a la ONG Aldeas Infantiles.

–Este año llega a las Ferias de Alcalá con nuevo disco. ¿Por qué ha vuelto a componer?
–Un cantautor tiene que hacer discos nuevos. Mi disco se llama Navegando por ti porque hay una canción que es Navegando por los sentimientos.
–Tiene usted 61 años y se conserva bastante joven, a pesar de destilar nostalgia de manera constante.
–Vivir del pasado es maravilloso, te sientes con 18 años siempre. Mi truco es trabajar poco y dormir siesta, como los castellanos.
–¿Y de coco cómo andamos?
–De coco bien, aunque ya estoy tomando pastillas para la memoria.

–Actúa el domingo en Alcalá. ¿Teme que sólo le pidan las canciones de siempre?
–No lo temo, me lo espero. Son clásicos, así que las cantaré. ¡Aunque no me las pidan! Es un riesgo que va conmigo siempre.
–¿Alguna vez le han reprochado alguna letra?
–Una vez, en Chile, en el festival de Viña del Mar. Quería cantar Me gusta la palabra libertad., y me mandaron una carta pidiendo que la cambiase por otra. No lo hice, así que me tuve que quedar si participar. Eran los tiempos de Pinochet...
–Perdone la pregunta pero, ¿a qué dedica el tiempo libre?
–No tengo tiempo libre. Tengo mis clases de escultura, mi taller de cerámica romana. Viajes... y un libro que no consigo acabar con mis memorias.
–¿Cuenca o Madrid?
–Primero Castejón. Después Cuenca. Y para triunfar, Madrid.
–Pero es muy de Cuenca. Usted es allí un lugar turístico, casi.
–Mi casa forma parte del ritual de los turistas. Había un gitanillo muy gracioso que organizaba visitas a mi casa sin decirme nada. La gente llamaba a la puerta de mi casa para pasar y vernos. Él los dejaba allí y salía corriendo. Yo amablemente los invitaba a no pasar y seguía con lo mío.
–Tan solitario...–Antes lo era más. Ahora necesito alguien junto a mí.
–¿Para quién compuso la primera canción?
–Para un cantante que sonó mucho en los setenta. El tema se llamaba En San Marcos. Esa fue la primera que vio la luz. Pero la primera que compuse se llamaba Niebla y la hice a los 16, cuando estaba interno con los salesianos en Sevilla. La grabé en una cinta y me gusté bastante. Afortunadamente nunca vio la luz, porque era muy mala. La verdad es que me funcionaba entonces el coco peor que ahora. Mira que llamar Niebla a una canción compuesta en Sevilla, la ciudad de la luz...
–¿De qué iba?–Era tan tonta que no recuerdo ni qué decía. No se la canté ni a mi madre, que era todo mi público de entonces. Después he compuesto para Julio Iglesias, Marian Conde, Lola Flores... hasta para Alejandro Fernández. Me gusta componer para los demás: que se arriesgue otro.
–‘Y cómo es él...’ Tiene algo especial... Pero nadie sabe lo que es.
–Es muy sorprendente. Que un marido pregunte a su mujer sobre cómo es el otro no es normal. –¿Y la música de ahora sorprende?
–Escucho poca. Me gusta La Oreja de Van Gogh. Y Alejandro Sanz.
–Si le digo ‘Poyeya’, ¿le suena de algo?
–Sí. Y la chica que lo canta lo hace estupendamente, pienso yo.

No hay comentarios: