jueves, 7 de septiembre de 2006

Alcalá despide a su empresa de reciclaje

Contenedores desbordados de papel, cartones por el suelo, suciedad acumulada... El Ayuntamiento ha dicho basta y ha prescindido de la empresa que realizaba el servicio de recogida de papel y cartón, Dolaf, por “no cumplir con su trabajo”, en palabras del concejal de Medio Ambiente, Jesús Domínguez. Dolaf interpuso hace dos semanas un recurso de interposición contra esta medida, pero anteayer lo rechazó la Junta de Gobierno.
“Su obligación era recoger el papel y el cartón al menos tres veces por semana”, explica el alcalde de Alcalá, Bartolomé González, que recordó además que “han incumplido en cuanto a limpieza de los contenedores”.
El problema viene de largo. Ya a principios de año Medio Ambiente se planteó cortar con esta situación, porque a Dolaf “se le había ido la ciudad de las manos”, según fuentes de la propia concejalía.
Con el nuevo pliego de limpieza, que a partir de este año incluirá la recogida de papel y cartón en todo el plan de adecentamiento de la ciudad, el futuro parece resuelto. Pero el Ayuntamiento denunció su propio contrato con Dolaf el 11 de julio, sin esperar a la nueva empresa que limpiará calles y plazas y además ahora recogerá selectivamente el papel. “Urbaser, la empresa de limpieza que tiene el contrato ahora, se está encargando de la recogida de momento hasta que se adjudique el nuevo contrato”, explica el edil de Medio Ambiente, que ha advertido a Dolaf de que denunciará su mala actuación en la Comisión de Medio Ambiente de la federación Madrileña de Municipios. “Dolaf no se ha portado bien con Alcalá”, añade. La empresa ve las cosas de manera muy distinta, y recuerda que el servicio que viene prestando es “gratuito”. “Eso no es exactamente así”, replica el concejal, “porque ellos sacan un dinero por las 4.000 toneladas que recogen”. El Ayuntamiento no volverá a sacar a concurso este servicio por separado, pese a que varias empresas se han interesado por él.
“anticonstitucional”. Para Dolaf el recurso que presentaron está basado “en que resulta plenamente anticonstitucional” pues vulnera “el principio de eficiencia” incurriendo en un gasto “cuando nosotros lo hacíamos gratis”. El nuevo pliego de limpieza supera los 16 millones de euros, denuncia Francisco Donoso, portavoz de Dolaf, “de los que se asignan a la recogida de papel un mínimo de 180.000, cuando antes era gratuito”. La duración del nuevo convenio será de 20 años. Con el nuevo servicio de limpieza y recogida las cosas funcionarán mejor, explica el edil, “pues al recoger el papel la misma empresa que limpia podremos pedirle que tenga bien cuidado el entorno de los contenedores”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Así que se pueden enviar mensajes anónimos, eh?

Es broma, hasta mañana.