miércoles, 29 de noviembre de 2006

Los edificios públicos ahorrarán luz eléctrica

Las nuevas viviendas se verán obligadas funcionar ahorrando energía, pero el Gobierno regional quiere que sus oficinas, vetustas o nuevas, prediquen con el ejemplo: desde el Hospital hasta la residencia de ancianos tendrán que amoldarse para gastar menos electricidad y contaminar menos.
El Plan Energético de la Comunidad de Madrid 2004-2012, se marcó dos objetivos a medio plazo alcanzar una disminución del 10% de la demanda energética respecto de la tendencia del consumo y duplicar la aportación de las energías renovables al balance energético.
Alrededor del 45% de las viviendas son anteriores a 1970 y el 12,7% tienen ya más de 55 años, por lo que muchas de ellas son susceptibles de mejoras estructurales y trabajos de rehabilitación que pueden ser aprovechados para mejorar su eficiencia energética. El consejero de Economía e Innovación Tecnológica de la Comunidad de Madrid, Fernando Merry del Val, presentó ayer un plan de ahorro energético para los edificios públicos de Madrid, que evitará la emisión de 30 mil toneladas de Co2 al año, el equivalente a plantar 1.780.000 árboles.
En el proyecto, que tiene por nombre Madrid Gestiona Ahorrando Energía, destaca que el objetivo de esta iniciativa es convertir a Madrid en un “ejemplo" a seguir en materia de desarrollo sostenible, a través de un plan que además de promover la preservación del medioambiente, potencia el ahorro del consumo energético.
Según el consejero de Economía, Fernando Merry del Val, el plan prevé que en los próximos cinco años, el Gobierno Regional ahorre en energía 25 millones de euros. Esto supone una reducción del 10% de los 48% de euros que anualmente gasta la Administración madrileña en energía. “Queremos que la comunidad ahorre energía y se conciencie sobre este tema, ya que el 97 por ciento de la energía que se consume en Madrid es importada".
Para ello el Gobierno autonómico llevará a cabo una inversión de 15 millones de euros, con el propósito de acondicionar los edificios de la Administración Pública madrileña, principalmente aquellos que son gestionados por Consejerías de Sanidad y Consumo, y la de Familia y Asuntos sociales, que abarcan el 78 por ciento del gasto energético.
El consejero de Economía indicó que las reformas estarán orientadas a mejorar los sistemas de aislamiento de los inmuebles, a la utilización de lámparas de bajo consumo, y la instalación de paneles solares térmicos y foto voltaicos, y la implementación de planes regulares de mantenimiento. Asimismo, la Consejería de Economía e Innovación llevará a cabo una campaña de concienciación para fomentar una “cultura del ahorro energético en una “comunidad dinámica y de rápido crecimiento.Poner coto a la luz y a su factura es el propósito que se ha marcado el Ayuntamiento de Alcalá para los próximos dos años con la nueva ordenanza que prepara de alumbrado exterior. El objetivo: contener la contaminación lumínica y reducir el gasto de energía eléctrica. Todo el alumbrado exterior se verá afectado.

No hay comentarios: