domingo, 5 de noviembre de 2006

RAJOY: "Mi programa será gobernar como Bartolo"

El alcalde agradece a Aguirre su apoyo al Corredor
Los dos principales líderes del PP a escala nacional, Mariano Rajoy y la presidenta regional Esperanza Aguirre, arroparon ayer en el pabellón de deportes del Val la presentación de la candidatura de Bartolomé González a la Alcaldía de Alcalá junto a la de otro 26 aspirantes a regidores de la zona este.  El presidente nacional del PP aprovechó para poner como ejemplo al alcalde para su programa de Gobierno, que consistirá en “hacer en España lo que Bartolo ha hecho en Alcalá”.
Más de 2.500 militantes abarrotaban el pabellón, mucho llegados en autobuses de pueblos de la zona y otros con llamativas camisetas naranjas en las que se leía “Alcalá con Bartolomé”. El anfitrión abrió el acto agradeciendo a la presidenta haber cumplido con Alcalá. Pero  empezó su discurso con una puya a la oposición comparando la presentación de los candidatos del PP con el proceso que ha seguido el PSM en los últimos meses en lugares como Alcalá y Madrid: “A nosotros nos eligen los comités, otros lo esconden porque al final lo hacen con el dedo".
 Al acto acudieron los dos vicepresidentes regionales, Ignacio González y Alfredo Prada, y consejeros como las de Transportes, Elvira Rodríguez y Beatriz Elorriaga, así como un nutrido grupo de diputados regionales. El alcalde dio las gracias a la presidenta Aguirre porque “Esperanza se comprometió con el Corredor y ha cumplido su promesa aunque a algunos no les guste, ya era hora de que invirtieras", que tardó poco en recoger el guante lanzado por González.
el compromiso.  La presidenta destacó los 51 centros de salud que ha construido su Gobierno, “nueve de ellos en el Corredor y dos de ellos en Alcalá", más el nuevo hospital del Henares y recordó que “la próxima legislatura el metro llegará a Coslada y San Fernando": la red de transportes y la sanidad son dos de los pilares de su gobierno “y son una muestra de que además de honrados y eficaces, somos competentes", apostilló. Para Aguirre “ésta tenía que ser la legislatura del Corredor, una zona que nos entregaron en 1995 deprimida y abandonada ¡que comparen con lo que se hace ahora!". Aprovechó para recordar que “hemos cumplido nuestro compromiso de reducir las listas de espera quirúrgicas a 30 días". También atacó el “machismo recalcitrante" de los socialistas de Leganés, que la semana pasada sugirieron en una nota que la candidata del PP, Guadalupe Bragado, había sido escogida por su cuerpo y no por su inteligencia. Bragado, que estaba entre el público, había recibido una encendida y cariñosa defensa por parte de Bartolomé González, que desde el atril se solidarizó con ella y le dijo que es “la mejor”. 
El mitin estuvo muy volcado el la realidad de la zona Este de Madrid. Incluso el presidente del PP, Mariano Rajoy, arrancó su discurso asegurando su programa de Gobierno se resume en “hacerlo en España como Bartolo lo hace en Alcalá" y pidió a los candidatos a alcalde “que escuchen siempre a la gente". Rajoy se alegró de estar en Alcalá “una de las ciudades más relevantes de España y de Europa, donde a nadie le preguntan de dónde viene a dónde va". Entre el público una nutrida representación de los rumanos de Coslada agitaba con entusiasmo una bandera de su país.

el compromiso.  El alcalde alentó a todos los militantes del Corredor del Henares a continuar trabajando por el PP, porque en la última cita electoral “el este fue determinante y en él sigue estando la fuerza y el futuro". “El PP es el partido de los vecinos, de los ciudadanos, trabajamos para ellos, mientras que hay otros que trabajan para ellos mismos y les gusta ir a Andorra", apuntó González. “Tampoco necesitamos a nadie que nos diga lo que tenemos que hacer; nos eligen nuestros comités locales y no nos eligen a dedo", agregó.
La presidenta del PP de Madrid defendió el patriotismo como seña del PP, junto a la serenidad y la sensatez. “Tenemos que reivindicar el orgullo de ser españoles, el derecho de defender lo que somos sin complejos, defender lo que nos une y no escarbar en lo que nos separa", proclamó. La presidenta del PP madrileño animó a los populares a defender para su ideario la palabra 'progreso', “porque hay una gran diferencia entre las políticas que se llaman progresistas, y el verdadero progreso". Para Aguirre que “las políticas progresistas son las que creen que los problemas se resuelven con multas, escaseces y cartillas de racionamiento, esas son las políticas del PSOE, frente a nuestras políticas, que son las que traen un auténtico progreso". Por eso: “La labor de un político es ayudar a los ciudadanos a resolver sus problemas y el peor error es crear problemas artificiales a los ciudadanos mientras ignoran los problemas reales". Antes de acabar se detuvo a comentar la entrada en prisión de dos ex alcaldes socialistas  por delitos urbanísiticos y  señaló al caso Ciempozuelos' como “el escándalo más grave" que ha visto a lo largo de sus más de 25 años de trayectoria política, ya que el dinero presuntamente estafado “equivale a seis Filesas".
 
ETA y cataluña.  Aguirre y Rajoy se mostraron especialmente duros al hablar de ETA y la incipiente redición del tripartito. El presidente del PP recordó que Maragall se dedicó sólo a “aprobar una norma que nadie quería, que votó el 35 por ciento de la gente, que ha dividido a la sociedad catalana y al conjunto de la sociedad española, y después de todo esto todo el mundo corriendo detrás del señor Carod a ver quien le ofrece más Consellerías", concluyó Mariano Rajoy jaleado por la masa.
 
“Casco, pico, pala... y
a La Moncloa, Mariano”
“¡Vaya pico de oro que tienes!”, bramó una señora desde el fondo del público mientras Esperanza Aguirre bebía agua. La de ayer fue una tarde de achuchones, besos a diestro y siniestro y mandobles al contrario. Hubo tantas buenas palabras, que el alcalde contestó a los piropos de Mariano Rajoy recomendándole “casco, pico, pala y a La Moncloa, Mariano”. Rajoy, fiel a su peculiar léxico, llamó capitostes a los socialistas, les conmino a salir del tancredismo económico, alabó a Aguirre como una candidata “de postín” y hasta bromeó con el eaccidente de helicóptero que tuvieron. Incluso se preocupó de, entre tanto brillo, parecer humano: “No vamos contra nada ni contra nadie, sólo a favor de la gente y si nos equivocamos es porque no somos perfectos, a veces acertamos y otras no".
 
Uno a uno, como si de un partido de la NBA se tratase, fueron llamados al escenario los cabezas de lsita de cada pueblo. Entre los que más aplausos desatarón, al margen del alcalde, figuraban Raúl López (Coslada); Pedro Rollán (Torrejón de Ardoz), Eusebio González (San Fernando de Henares), Cristina Carrascosa (Mejorada), Francisco Lara (Torres de la Alameda), Ginés López (Arganda) y Luisa María Fernández (Chinchón). Entre el público los más ruidosos fueron los de San Fernando, aunque Meco tuvo su momento de gloria cuando Pedro Luiz Sanz subió junto a Rajoy. El alcalde de Alcalá aprovechó que tenía delante a Mariano Rajoy para recordarle la actitud pasiva de la ministra de Cultura respecto al Año Quijote en Alcalá: “Y eso que hubo un candidato del PSOE [Zapatero] que habó de celebrar a Cervantes, pero no habían caído en que nació en una ciudad que ahora gobierna el PP, aunque después dijo la ministra que nació por casualidad... ¡Bueno, pero nació aquí”. El regidor  también se felicitó por haber encontrado en la colaboración institucional a una “cómplice” como Aguirre.

No hay comentarios: