domingo, 15 de noviembre de 2009

El PSOE cree que Alcalá es más ciudad dormitorio que en 1989

Los socialistas recordaron ayer en su Conferencia Política que queda poco más de año y medio para las elecciones municipales de 2011 y apostaron por 'jubilar' al alcalde Bartolomé González. El acto tuvo como invitados al líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez y a la delegada del Gobierno, Amparo Valcárce, que ayer fue duramente criticada por el PP de Madrid por "no saber estar en su papel institucional".
El alcalde "lleva 20 años como concejal, no ha hecho otra cosa en la vida", dijo el líder de los socialistas complutenses, Eusebio González, que fue el más duro con el primer edil: "Lo más destacado por los medios de todo lo que  ha hecho en las últimas ha sido utilizar la Federación Madrileña de Municipios para reunir firmas contra enemigos [de Esperanza Aguirre] en el partido".
Entre el público estaban el ex alcalde Manuel Peinado y Pilar Lledó, ex delegada del Gobierno en Madrid. Los socialistas recurrieron a sus caballos de batalla habituales, como "el colegio del Opus para que han cedido una parcela por sólo mil euros al mes", dijo Eusebio González, que ironizó añadiendo que paga él más de hipoteca que ese colegio por 24.000 metros cuadrados". También rescataron viejas pendencias, como el peligro de una planta de plasma en Alcalá, pero esta vez la crisis económica quedó en primer plano. Criticaron la subida del IBI y defendieron el alza del IVA de Zapatero porque el alcalde "sólo tiene afán recaudatorio". Y sobre todo le afearon, en el manifiesto final que leyó la edil Yolanda Besteiro, que todavía no haya desarrollado un plan local contra la crisis.
El portavoz socialista en el Ayuntamiento, Javier Rodríguez, prefirió hablar de casos más concretos. Defendió las obras del Plan E de Zapatero pero criticó la aplicación que el PP local ha hecho en algunos casos, "como el asfaltado y pavimentación de las Eras del Silo, donde se han gastado 600.000 euros en asfaltar y pavimentar para un aparcamiento en superficie cuando lo que querían los vecinos era uno subterráneo", criticó Rodríguez, que acusó al alcalde de derrochar el dinero con obras que si ellos ganan las elecciones habrá que rehacer.
Rodríguez también sacó la crisis a relucir, y tras lamentar que  "Alcalá es ahora más ciudad dormitorio que hace 20 años" echó en cara al alcalde una frase rescatada de la hemeroteca: "Dijo que 'Alcalá no tiene por qué seguir siendo una ciudad industrial'... que lo diga ahora".
Hasta Tomás Gómez, que cerró el acto tras la intervención de la delegada del Gobierno Amparo Valcarce, criticó al alcalde sin citarlo por su nombre cuando habló de "alguno que no va a ser consejero pese a todo lo que ha hecho este año". Pero la mayor parte de sus dardos fueron para Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy. Del último se mofó diciendo que es "como los malos entrenadores, que los ratifican todos los días".

No hay comentarios: