lunes, 16 de noviembre de 2009

Sancho(s)

Hablo de los Sancho y no puedo dejar de acordarme de Fernando Sancho Thomé, el ex alcalde de Alcalá y padre de José Luis Sancho, víctima del infortunio del fuego junto a sus 2.000 libros. Ambos compartían una pasión similar por la cultura, aunque fue el progenitor el que llegó más lejos en la vida pública. No me caben aquí la lista de cargos que tuvo. Pero sí quiero rescatar algún recuerdo de esos que le brotaban con sorna cuando dejaba que lo entrevistase. Le gustaba presumir de que, aunque lo llamasen franquista por ser el regidor durante esos días convulsos de agonía del dictador, él fue el primero en quitar la foto de Franco del Ayuntamiento. "Lo hice al día siguiente de morir el caudillo: al que le gustase Franco, que lo llevase en la cartera". Era un término que no le gustaba. Nunca se consideró franquista "sino del Movimiento Nacional, como lo era todo el mundo: carteros, toreros, cupletistas... cualquiera que no estuviese preso o bien en el exilio" recordaba en 2005, cuando habló por última vez para este periódico. Después intervino en muchos actos hasta morir en 2008. El último, el aniversario del Instituto Complutense, que tanto le debe a esas viejas corporaciones. En el lugar de la tragedia todavía se lee 'Fernando Sancho' en el buzón. La malandanza ronda otra vez la casa familiar. 

No hay comentarios: