lunes, 28 de diciembre de 2009

Con la basura no se juega

Suenan tambores de huelga en el servicio de basura, aunque no parece que los sindicatos hayan elegido el mejor momento si, además de pensar en lo suyo, lo hacen en el conjunto de la ciudad. El caso es que el Ayuntamiento se está planteando desde hace meses, con toda la razón y con mucha necesidad, rebajar el coste del servicio: Sacyr cobra ahora 17 millones de euros al año, y el alcalde quiere una rebaja de tres para dejarlo en catorce. Pero algunos se ponen la venda antes de la herida y, con ello, ponen más difícil el ahorro. Amenazar con una huelga en un servicio tan mejorable, por cierto, sólo sirve para reforzar la oposición de Sacyr a las reclamaciones del Ayuntamiento, que en esto nos representa a todos: esos quinientos millones de las viejas pesetas le vendrían muy bien a las alicaídas arcas municipales para  disponer de efectivo con el que atender mejor a los vecinos. Si además se usa la basura como arma arrojadiza, no parece que los sindicatos puedan ganarse a la opinión pública si concretan su advertencia.  Y el Ayuntamiento lo sabe.

No hay comentarios: