miércoles, 23 de diciembre de 2009

“Los regalos caros los devuelvo, los de comer no”

La navidad es tiempo de regalos pero algunos obsequios recibidos por los políticos se han revelado problemáticos este año, en el que la traba Gürtel ha copado las portadas de los periódicos durante semanas enteras. La presidenta de la Comunidad de Madrid habló sobrea ayer lo que hace con los regalos que le llegan.
 Preguntada por el nuevo código ético que presentó el PP, la presidenta regional, Esperanza Aguirre, recordó esta mañana que lleva varias décadas en política y que tiene un criterio muy claro en cuanto qué hacer con los regalos. Los valiosos: devolverlos todos. En cambio, los perecederos, "esto es, los de comer"  aclaró que "se aceptan todos".
Y si son de comer pero caros "se devuelven igual". La presidenta, que ilustró a los periodistas  al  asistir al Consejo de Gobierno para felicitarles la navidad, hizo una salvedad: "Los regalos que son publicidad porque lucen una marca". Esos, dijo, se los queda "y los repartimos entre el personal". La presidenta defendió otro tipo de regalos, como los que entran dentro de los usos y costumbres: "Las pastas de las Clarisas o las mandarinas que manda la alcaldesa de Valencia".

No hay comentarios: