martes, 29 de diciembre de 2009

Que cabalguen las valquirias

Antes la derecha creía en los reyes y la izquierda sólo toleraba a las reinonas. Pero ahora a la cofradía liberal le molesta el olor socialdemócrata que desprende su majestad, que como buen Borbón se acostumbra a lo que toque. Sólo en Izquierda Unida quedan republicanos profesionales, que hacen de esa discrepancia un modo de vida: le enseñan un pin rebelde al Juancar, hacen alguna cosa rara en el Premio Cervantes y tal, pero la Copa del Rey les pone mazo.
También les ponen a tirios y troyanos las cabalgatas, que digo yo que algún año podrían ser de las Valquirias. En España no hemos logrado todavía poner negro sobre blanco y bien clarito que toda princesa primogénita ha de ser reina. Pero una concejala sí puede ser rey. No se pierdan el detalle de la barba, pues la llevará Pilar Fernández con más dignidad que sus compañeros Romero y Abad. Y no porque pusiese las mismas a remojar en ninguna de las crisis de IU, no. Sino porque tiene más solera la rePilipublicana en esto de ser reina maga que cualquier otro concejal. Es lo que tiene IU, cada día más pequeña pero siempre está.
A Abad le veo más de rey moro. Saludando a la entrada de Faluya y apagando fuegos entre los jenízaros locales. Es un bigote de guardia al despuntar el alba y un silencio administrativo si el mal tiempo no lo impide. Romero viene del mundo de la farándula. Le pueden pedir discos pero no CD para grabar. En vez de carbón les pasará un canon.

No hay comentarios: