martes, 8 de diciembre de 2009

Ratones dorados

Al Qaeda ya tiene sus Reyes Magos: reclama la autoría del secuestro de tres cooperantes españoles en el desierto mauritano. Ahora somos unos ratones de oro en un mundo de gatos hambrientos. Mandamos a nuestras hormigas a arreglar el planeta o a esquilmar las costas: una mano lava a la otra. Pero los de el AK-47 no distinguen a la abuelita del leñador y nos amarran a la quilla del barco o al poste de madera, da igual. España se sonroja y Moratinos se acongoja. Para eso está.  Dómine Cabra

No hay comentarios: