viernes, 1 de enero de 2010

Mejores parques, seguridad y obras ya

2010 nos tiene que dejar más parques y mejorar los que hay. Pero también la limpieza en general y lograr un tráfico más ordenado. Son las propuestas de los lectores de Diario de Alcalá que han remitido a través de internet sus respuestas a la pregunta que lanzamos esta semana: ¿Qué le pedimos a 2010?
Es un año de crisis y de apretarse el cinturón. Para muchos es de aspirar que quedarse como están. Pero la lista de 10 peticiones para 2010 remitida por Diario de Alcalá al grupo de Facebook ¿Cuántos alcalaínos somos en el Facebook? ha puesto de manifiesto la preocupación general por las zonas verdes, los atascos, el aparcamiento y el incivismo.

1.- Más seguridad.
2.- Variedad cultural.
3.- El atasco de la Fiat.
4.- Mejorar los problemas de tráfico
5.- Mayor limpieza.
6.- Mejores zonas verdes.
7.- Mejorar la proyección de la ciudad fuera de ésta.
8.- Alcalá 2016.
9.- Terminar grandes obras
10.- Más infraestructuras educativas.


La seguridad, las infraestructuras educativos y terminar las obras pendientes completan la lista de seis preocupaciones principales.
Algunos lectores no han ido más allá de las propuestas que se les hacían. Juan Carlos Anaya pide más árboles pero "también cuidar los que hay". Es importante, dice, la educación cívica: "Si se ensucia la ciudad es porque la ensuciamos los Alcalainos, no el Ayuntamiento". También pide "un carril bici como Dios manda, y no el que han hecho".  Ve pendiente también las mejoras de las entradas a Alcalá desde la A-2 y el número de las mismas, ahora insuficiente.
Alicia Weber primaba las infraestructuras educativas, la limpieza y la seguridad y los problemas del tráfico. Ricardo Ruiz encabezaba sus prioridades con una de su cosecha: vigilar muy de cerca las gestoras y las cooperativas de Espartales Norte. Pero tabién pedía la culminación de las grandes obras, como la Tercera Ciudad Deportiva, proyectada en el barrio de Espartales, y la ampliación de la red de autobuses urbanos. Deborah Morejón pedía un imposible: "Solucionar los problemas de aparcamiento de toda la ciudad" así como el asfaltad y la seguridad. Y Laura Aparicio pedía más limpieza y mejor aparcamiento.
Estefanía González Rueda hablaba de casos concretos: "Vivo en Nuevo Alcalá y me río cuando oigo que los que viven en La Garena se quejan de la dejadez de su barrio". Éste es un barrio totalmente abandonado, lamenta: "El paseo del río da pena, es tarea imposible encontrar una papelera, la limpieza deja mucho que desear, los excrementos de perro pueden estar en el mismo sitio durante una semana..." La lista es larga y recuerda que ha vivido en otros tres barrios de la ciudad "y nunca me he encontrado con este problema". A diario se encuentra "con las aceras levantadas por las raíces de los árboles –y eso que no hace demasiado que se arreglaron– y  salir del barrio en hora punta es como una ratonera". Varios lectores han comentado, como Estefanía, la tortura diaria de "encontrarte luego con el atasco de la rotonda de la Fiat... Espero que la parte del paseo y de la Fiat sean dos puntos a tener muy en cuenta en este próximo año"
Laura Muñoz hacía una petición muy concreta: "Más zonas habilitadas para perros, porque por ejemplo, en el barrio de Espartales Norte no parece que esté pensado algo para los perros". Además, pedía más campañas de concienciación para no comprar perros y adoptarlos, y por supuesto, no abandonarlos. Y como colfón: "más centros públicos y menos privados, como el del Opus, qué vergüenza".
n Algunos lectores han tirado por la calle del medio a la hora de sus prioridades. Javier Expósito no hablaba ni de seguridad ni de atascos: "Lo más importante y no está en la lista sería que Alcala con su gran población tuviera un servicio de emergencia sanitaria municipal para que siempre haya una ambulancia disponible en pocos minutos para nuestros ciudadanos". Y añadía: "Yo trabajo en el summa 112 en Alcala y sé de esta carencia ya que aunque estemos en Alcala, pertenecemos a la comunidad de Madrid eso quiere decir que cubrimos todos los municipios q tienen para ingreso el hospital de Alcala, incluso Coslada y demás cercanos a él, pido por mi parte ese servicio tan esencial que falta hace".
Álvaro GM también iba por libre. "Desde luego mi lista varía de la vuestra, en primer lugar incluiría cosas com pedir que se mejoren los servicios medicos, educativos, de empleo, vivienda, asistencia y servicios sociales así como que se haga cumplir leyes como la de dependencia. Rosa Revuelta ponía toda su frustración encima de la mesa en bruto: "Que el alcalde dimita".

miércoles, 30 de diciembre de 2009

El año del caralibro

No sé ya si salir por ahí tiene sentido estando el facebú, el feisbú, el caralibro, el face, el feis o como quieran llamar al engendro y a sus ilustres hermanos: el poligonero y libinidoso tuenti y el twitter, que es tan fino e intelectual como aquel que posteó como su estado actual "liberándome de lo superfluo" desde el water. Lo digo porque el euribor y la maldita crisis han dejado las calles vacías y los suelos de los bares huérfanos de cáscaras de mejillón. Las parejitas se quedan en casa con la mantita y el DVD o con alguna peli de ésas que son más ilegales que la heroína, pero mucho más baratas y dañinas para el cerebro.
Camino algunos días no del todo laborables por la calle Mayor y por un momento parece que estoy en Medinaceli o en el Burgo de Osma, escuchando el eco de mis pasos en plan Soy leyenda. Con lo tunos que hemos sido, se pilla a Alcalá en un renuncio fácilmente hoy en día. Pero cuando vuelves a casa y enciendes el ordenador te das cuenta de que seguimos siendo una pedazo de ciudad por la miríada de lucecitas verdes de online que hay en la pantalla: "Así que estábais aquí, malandrines".
Sí, estában ahí. Pero no dejan de estar en la calle por estar conectados: es al revés. Están conectados porque el ser humano a vuelto a casa, a la cueva, harto de los precios y el frío de la sabana. Cansado del cubata que no es canjeable por cópula, de la máquina que no da premio, de la puerta del baño que no cierra, del sitio donde no se aparca y de la calle que queda lejos.
Así que por la noche paso lista. Y si me encuentro con mi amigo Juanan por la calle le diré: cómo has estado, que no te he visto conectado. Si a un colega no le ves en persona en años no pasa nada, pero si te falta en el chat eso es desgracia o muerte segura. Alguien tendra que buscar razones nuevas para salir y que se nos mojen las escamas otra vez. En dique seco somos dioses mirando un mundo deshabitado.

martes, 29 de diciembre de 2009

Que cabalguen las valquirias

Antes la derecha creía en los reyes y la izquierda sólo toleraba a las reinonas. Pero ahora a la cofradía liberal le molesta el olor socialdemócrata que desprende su majestad, que como buen Borbón se acostumbra a lo que toque. Sólo en Izquierda Unida quedan republicanos profesionales, que hacen de esa discrepancia un modo de vida: le enseñan un pin rebelde al Juancar, hacen alguna cosa rara en el Premio Cervantes y tal, pero la Copa del Rey les pone mazo.
También les ponen a tirios y troyanos las cabalgatas, que digo yo que algún año podrían ser de las Valquirias. En España no hemos logrado todavía poner negro sobre blanco y bien clarito que toda princesa primogénita ha de ser reina. Pero una concejala sí puede ser rey. No se pierdan el detalle de la barba, pues la llevará Pilar Fernández con más dignidad que sus compañeros Romero y Abad. Y no porque pusiese las mismas a remojar en ninguna de las crisis de IU, no. Sino porque tiene más solera la rePilipublicana en esto de ser reina maga que cualquier otro concejal. Es lo que tiene IU, cada día más pequeña pero siempre está.
A Abad le veo más de rey moro. Saludando a la entrada de Faluya y apagando fuegos entre los jenízaros locales. Es un bigote de guardia al despuntar el alba y un silencio administrativo si el mal tiempo no lo impide. Romero viene del mundo de la farándula. Le pueden pedir discos pero no CD para grabar. En vez de carbón les pasará un canon.

CÁNDIDO MÉNDEZ: "Se quiere culpar al trabajador de la crisis"

Dicen de Cándido Méndez que es el cuarto vicepresidente del Gobierno de Zapatero. El caso es que las recetas del presidente contra la crisis a él le complacen. Y viceversa. En con ese buen rollo ha recibido de manos del PSOE local el premio Libertas en la Universidad Cisneriana.
-¿Le dejaría dinero a Díaz Ferrán, líder de la CEOE?
–Yo no me dedico a prestar dinero. Con el señor Díaz Ferrán no me puedo permitir ningún tipo de frase equívoca, porque es mi interlocutor: así lo han elegido los empresarios. Yo le debo respeto.
-¿También le debía respeto su colega de sindicato cuando dijo eso de "a su puta casa"?
-Esa es una frase que pronunció el secretario de la UGT de Madrid [José Ricardo Martínez], pero no iba dirigida a un empresario, sino al gobernador del banco de España.
-Situado también frente a ustedes en este debate.
–Más allá de la truculencia de la frase, lo que esconde es la profunda y justificada disconformidad con el comportamiento de algunas insitituciones que, rebasando sus competencias, intentan poner el foco de atención en los problemas de la crisis económica en el mercado de trabajo, cuando el mercado de trabajo es la víctima y no la causante. Y además, en lugar de resolver el principal problema de la economía –que es el financiero porque muchas empresas están cerrando porque no tienen financiación– esconden  su impotencia ante lo que es su cometido desviando la atención al mercado laboral. De hecho esta frase, más allá de la expresión verbal, está muy justificada. Con la forma se puede estar de acuerdo o no. Hace unos días otro alto cargo del Banco de España, cuando se le preguntó por qué tres cosas pueden hacerse ante la crisis respondió: mercado de trabajo, mercado de trabajo, mercado de trabajo. Pero el problema es financiero y todo esto ratifica la impresión que tenemos de que no quieren  o pueden arreglar los problemas en los que son competentes y pretenden presentar como responsables a los trabajadores, que en realidad son las víctimas.
–Ustedes defienden los derechos del trabajador, o de algunos. Pero hoy los de los parados no los defiende casi nadie.
–Es una crítica carente de fundamento. En este caso, en lugar de hacer afirmaciones en el aire hay que analizar lo que hacemos. Es la primera vez que en una situación de crisis económica no sólo no se recorta la prestación de crisis por desempleo sino que se mantiene, por el empeño sindical. Y por exigencia sindical el parlamento aprobó una nueva reglamentación para los trabajadores en paro. Se nos tiene que juzgar por lo que hacemos. Hay aquellos que dicen que defendemos sólo a los trabajadores con empleo fijo y que no defendemos a los parados y a los precarios. Eso es igual de rotundamente falso. Y hasta tildan a los trabajadores fijos de privilegiados. El 100% de los que hacen esas afirmaciones tienen un contrato blindado. Y no padecen en ningún caso los efectos de la crisis económica. Esas palabras esconden el deseo de precarizar el mercado laboral y abaratar el despido.
-Pero sí es verdad que están bastante más sindicalizados los ámbitos laborales donde predomina el con contrato fijo y especialmente la Administración.
-Eso no es así. Es verdad que hay un límite legal: no se puede hacer elecciones sindicales en empresas de menos de seis trabajadores. En el resto de las empresas entre CCOO y UGT tenemos más del 80% de la representación. Somos altamente representativos. Y si por algo se caracteriza nuestra propuesta es porque está impregnada por un complemento solidario. Y ahí está nuestra defensa de la mejora del salario mínimo interprofesional, que afecta sobre todo a los que están en peor situación. Esa ha sido una demanda por nuetra parte, como lo ha sido la mejora de la protección por desempleo y para que se limite la contratación temporal y se mejore la estabilidad en el empleo. Utilizamos la representación democrática de esas empresas de más de seis para defender los intereses de todos los trabajadores, también los de las pequeñas empresas.

La presidenta se hace eco de una inocentada

Suspenso bajo al Gobierno, aunque alguno se salva. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, hizo ayer balance del año 2009 y, aunque renunció a poner nota a su gestión, sí se la puso al Gobierno de Zapatero. Aunque, advirtió, "no todo es lo mismo en el Gobierno central". Y puso como ejemplo a José Blanco, ministro de Fomento con el que ha impulsado varios acuerdos recientemente, al que calificó con un notable. En el otro extremo, "con un suspenso", está la ministra de Igualdad, Bibiana Aído. En ese momento Aguirre se refirió a una noticia publicada por La Gaceta el pasado lunes, día de de los inocentes,     que contaba que su la ministra ha decidido suprimir los rótulos de "señoras" y "caballeros" de los aseos del ministerio por considerarlos sexistas. Fue una inocentada.
En un tono más serio Aguirre dio un "suspenso bajo" al gobierno de Zapatero "porque no contribuye a cruzar este río, el de la crisis, que todos los madrileños tenemos que cruzar".
Para calificar a su propio Ejecutivo regional, la presidenta ha dicho que eso no le corresponde a ella, sino a los demás, y ha bromeado al afirmar que está a favor de las auditorías externas. Sin embargo, no ha perdido la ocasión para sacar pecho al asegurar que "el Gobierno regional está bien valorado por los ciudadanos".

lunes, 28 de diciembre de 2009

Oh, la familia

"Lo más progresista es la familia, lo anticuado es el socialismo", nos cuenta David Pérez, el joven vocero del PP en la Asamblea de Madrid. La provocación antes si que fue patrimonio de la izquierda pero ahora los cachorros de ambos lados nos sorprenden con algo nuevo. Habrá que apartar a los obispos de la defensa de esta otrora ancestral institución, que recientemente se ha convertido en el último grito. Y que abracen el socialismo de una vez: les puede gustar mientras mande.  Dómine Cabra

Con la basura no se juega

Suenan tambores de huelga en el servicio de basura, aunque no parece que los sindicatos hayan elegido el mejor momento si, además de pensar en lo suyo, lo hacen en el conjunto de la ciudad. El caso es que el Ayuntamiento se está planteando desde hace meses, con toda la razón y con mucha necesidad, rebajar el coste del servicio: Sacyr cobra ahora 17 millones de euros al año, y el alcalde quiere una rebaja de tres para dejarlo en catorce. Pero algunos se ponen la venda antes de la herida y, con ello, ponen más difícil el ahorro. Amenazar con una huelga en un servicio tan mejorable, por cierto, sólo sirve para reforzar la oposición de Sacyr a las reclamaciones del Ayuntamiento, que en esto nos representa a todos: esos quinientos millones de las viejas pesetas le vendrían muy bien a las alicaídas arcas municipales para  disponer de efectivo con el que atender mejor a los vecinos. Si además se usa la basura como arma arrojadiza, no parece que los sindicatos puedan ganarse a la opinión pública si concretan su advertencia.  Y el Ayuntamiento lo sabe.