domingo, 24 de enero de 2010

El alcalde desbloquea el conflicto que tenía a 30 obreros acampados

La solución a la penosa situación en la que se encuentran las 30 familias de los  trabajadores de la empresa Creaciones en Acero, sin cobrar y sin haber sido oficialmente despedidos, puede resolverse hoy mismo por la mañana.  Tras los contactos impulsados por el alcalde durante el fin de semana con la empresa y el sindicato está prevista la firma del ERE para hoy a las 10.00.   
Los operarios, que llevan cinco meses sin cobrar y exigen a sus jefes la documentación que les permitiría cobrar el desempleo, llevan semanas acampados junto a lo que antes era su puesto de trabajo. El momento de mayor tensión se produjo el jueves, cuando Bartolomé González impidió junto a los operarios que los empresarios y la Policía entraran a la factoría a llevarse un ordenador y documentación.
Pero la lucha ha durado mucho más. Los empleados de Creaciones en Acero se concentraron en las puertas de la fábrica al arrancar el año, pues llevaban cuatro meses sin cobrar. Más de 30 empleados se veían abocados al paro sin cobrar prestación por desempleo. El alcalde ha estado trabajando durante este el fin de semana conla CCOO y con los abogados de la empresa. Ayer el Ayuntamiento emitió por sorpresa un comunicado convocando a los medios a la firma sin dar más detalles, aunque fuentes municipales y del sindicato aclaran que se trata de la ansiada firma de los papeles del paro, que permitirá al menos cobrar el desempleo a las familias y no tener que personarse en vano cada día en una empresa que ya no funciona. 
El campamento, no obstante, va a seguir montado. Así lo aseguraba anoche José Arribas, uno de los portavoces de los trabajadores. Era optimista, pero cauto: "la última vez nos llevamos la sopresa de que no querían firmar, espero que con el alcalde presente sea distinto... pero tenemos desconfianza".
El regidor se ha puesto de parte de estos trabajadores y el jueves  fue muy firme cuando se presentaron en la empresa para llevarse documentación. "Vengan con la Policía o sin ella, no van a entrar. Y si se tienen que llevar a este alcalde, que se lo lleven", dijo tajantemente el primer edil complutense, visiblemente enojado, poco después de llegar al campamento en el que los trabajadores llevan desde el pasado 5 de enero.
La familia Pinardo, que se negó a hablar con los medios en todo momento, es la propietaria de la empresa. El jueves aseguraba que sólo quería recuperar el ordenador y la documentación para poder arreglar la situación de los trabajadores. Pero CCOO  contestó que el miércoles, los propietarios se negaron a firmar un ERE. Y eso  que la Dirección General de Trabajo se compromete a agilizar en cuanto tenga los papeles. Al parecer, pusieron como condición la retirada del campamento, que ha tenido repercusión en medios nacionales. González ofreció el jueves el Ayuntamiento como lugar neutral para firmar el ERE, algo que al parecer ocurrirá hoy. Atrás quedan dos semanas largas de acampada, con amenazas municipales de personarse en la causa e incluso una campaña para recoger comida y productos básicos para las familias de los empleados.

.

No hay comentarios: