miércoles, 10 de febrero de 2010

Vente a Letonia



Como estos días todo el mundo dice que somos igual que Letonia, me imagino que este verano no me faltará acompañante en vacaciones cuando viaje a Riga. Total, es lo mismo Barcelona que Jurmala, donde la hierba crece junto a la playa como en los tiempos de Breznev. Paso por Letonia unos días casi todos los veranos porque es un cruce de caminos entre nuestra Europa, el charco escandinavo y Rusia. De las tres capitales bálticas, Riga es la más peligrosa de largo: desconfíe el lector del rubio con bate de beisbol, no hay campos para jugar a ese deporte en toda la ciudad. Pero el bate se estila mucho.
Es Letonia la que se está convirtiendo en España, pero la de los setenta. Vienen hordas de ingleses en vuelos baratos, esta vez en busca de cheap beer y rubitas de saldo porque el calor mediterráneo lo llevan ellos en los pantalones. La prostitución ha florecido al calor del turismo, pero el alcoholismo sigue siendo un problema mayor. En 2006 encontré en la prensa local la noticia de que un hombre se había cortado el pene en una apuesta de borrachos. Ganó el desafío y encima recuperó la pilila, porque los médicos se la volvieron a colocar, no sé si de manera ornamental, en lo que supuso la primera operación de ese tipo en el país.
El tema catalán es un juego de niños comparado con lo que tienen allí: el ruso es la primera lengua de aproximadamente el 40% de la población en Letonia,  y en Riga de más del 66%. "Soy ruso, de aquí", te responden. Sí, sí: de aquí. Y la mayoría de ellos sin pasaporte, porque no han pasado el examen del idioma oficial. Uf.
¿Crisis? Dicen que en Letonia los bancos no se fían de los clientes y los clientes no se fían de los bancos: así se han ido al carajo. No todo cambia, las abuelas venden bolsas de plástico usadas en el mercadillo igual que siempre. Allí tuvieron un primer ministro tan miope como Zapatero que cuando asomaba la crisis dijo: "Nothing special", nada especial. Ahora la gente joven en paro viste camisetas con la frase tal cual la pronunció: Nasing espesial.
Letonia mola. Pero seguro que me volvéis a dejar tirado por la playa de este país empobrecido llamado España. ¡Masoquistas!



No hay comentarios: