lunes, 8 de marzo de 2010

FERNANDO GALVÁN: «Tan del ‘aparato’ son mis rivales como yo»

–¿Qué será lo primero que haga si gana?
–Intentar recomponer el diálogo en la universidad, que es el lema de mi campaña.
–¿Quién cree que lo ha roto?
–No quiero acusar a nadie. Algunas veces las campañas electorales llevan a situaciones no deseadas por ninguna partes. Yo no he atacado ni mucho menos insultado a nadie.
–¿Por qué entonces los otros tres candidatos la han tomado con usted?
–Tal vez están nerviosos o los resultados de la semana pasada no responden a sus expectativas y esto les haga reaccionar de manera poco afortunada. 
–Lleva mucha ventaja. ¿Se siente obligado a arrasar en la segunda vuelta?
–No. Estoy muy satisfecho y muy agradecido. Espero obtener resultados similares o mejores.
–Sus rivales le acusaron de juego sucio, de presionar... casi de corrupción.
–Las rechazo, son acusaciones infundadas. No sé qué pruebas tienen. Hay incidentes, pero ocurren en todos los bandos y en todas las campañas. La universidad es un foro de debate, pero se ha ensuciado la campaña por interferencias a mi juicio ajenas a la universidad, aunque no tengo pruebas para afirmarlo. 
–¿Quién ha sido?
–No lo sé, pero no es algo propio de la universidad. No es lo usual, y por eso me ha sorprendido.
–Se le acusa a usted, pero me da la sensación de que se responsabiliza al establishment que le apoya.
–Lo he dichos varias veces: rechazo esa categorización que se hace de mi. Y así lo han puesto de manifiesto varios compañeros. Yo no he estado nunca,  salvo en los últimos años formando parte del establishment de la universidad. Mis adversarios sí lo han estado, con el rector Manuel Gala. Yo he estado recientemente, seis años, de 2000 a 2008:  poco tiempo para considerarme un hombre del aparato. Tan del aparato son ellos como yo.
–Vamos, que ninguno de los cuatro es un outsider.
–Pero eso es bueno. Es esencial tener experiencia de gestión.
–Le veo volviendo de Oxford y ganando como Virgilio Zapatero. ¿Es necesario surgir de la nada para llegar a rector de la UAH?
–No son casos paralelos, porque Virgilio Zapatero llevaba muy pocos años en la UAH y yo llevo  16 años, desde 1994, y he participado estos años en la vida pública universitaria.
–Morilla, Galván... Peinado. ¿Contaría con sus rivales en su equipo?  
–Ninguno de ellos tiene el perfil que a mi me gustaría para mi equipo. Pero sí lo tienen algunas personas de su equipo: quiero hacer un equipo integrador y contar con algunas personas valiosas y dialogantes de sus candidaturas. A algunos de ellos se lo he dicho ya.
–Diga qué separa su proyecto del de Manuel Peinado.
–Mi proyecto es el refuerzo de la docencia:  que la adaptación a Bolonia funcione bien. En algunos centros hay personas insatisfechas. Hay que adaptar la docencia a ello.
–Vamos, que va a poner a los profesores a estudiar.
–No. Sólo que algunas veces algunos tienen problemas de comunicación con los estudiantes. Y algunas veces los alumnos no se dan cuenta de que tienen que cambiar la manera de aprender. Y quiero apostar por los postgrados: internacionalizar y crear más para lograr más fondos. Estamos desaprovechando la existencia de estudiantes potenciales a distancia. Hay que aprovechar las nuevas tecnologías y apoyar la investigación en biotecnología, medicina y otros grupos pequeños  que necesitan un enfoque interdisciplinar.
–Usted es contrario a ofecer titulaciones poco demandadas. En la UAH tiene algunos ejemplos: Derecho, Documentación...
–Derecho ha mejorado. Pero el caso de Documentación es claro. Es verdad que hay titulaciones que hay que mantener porque aportan conocimiento universal. Pero una universidad ha de ser austera y eficiente. Por eso algunas facultades no deberían estar repetidas en distancias de 40 kilómetros.
–Dejando a un lado lado el coste de rehabilitación de los Cuarteles de San Diego... ¿No se peleará por su uso con el alcalde?
–No tenemos recursos para rehabilitar los cuarteles. Pero estaremos encantados de colaborar y de liderar la rehabilitación si es preciso: con los brazos abiertos.
–Quien quiere liderar es él...
–Lo importante es el resultado final. Si recuperamos la zona a todos nos viene bien y lograremos que todos los vecinos se sientan más parte de su universidad. El alcalde sabe que puede contar conmigo. 
–¿La futura biblioteca será abierta a todos?
–La biblioteca central será de investigación. No será una biblioteca pública, de esas ya hay. Claro que habrá fórmulas de colaboración.
–Se ha hablado también de una zona comercial allí, en San Diego.
–Debería enfocarse desde un punto de vista universitario y de necesidades sociales.
–Usted ha pasado tres meses en Oxford. ¿Que se copiaría de allí?
–Son dos mundos muy distintos. Pero podríamos fijarnos en la relación entre la ciudad y la universidad: allí los estudiantes va en bici, está peatonalizada, hay actividades todo el día... Colaborar, esa es la idea.

No hay comentarios: