martes, 19 de octubre de 2010

PEPE DOMINGO CASTAÑO “Cantando un gol al oído te ganas a una mujer para siempre”

Pepe Domingo Castaño (Padrón, 8 de octubre de 1942)  sabe empezar de cero. Dejó la canción hace años, y ahora ha dejado la Ser para cantar goles en la Cope. La razón: ser feliz.
P. Nueva cadena. ¿Otro espíritu?
R. Con el mismo de siempre. Es curioso, cuando cambias de empresa se muevo todo mucho por fuera. Pero luego te das cuenta de que por dentro también se mueven las cosas. Es un reto, que siempre te exige mucho, y que en este caso está exigiendo de mi cosas que yo pensaba que ya no tenía.
–¿No se le escapa el latiguillo de Serrrrrrr?
R. Muchas veces! Tengo que tener cuidado, porque hay algunas coletillas muy aprendidas, como ronda informativa, el partido de la jornada... iba ligado a la cadena Ser. Así que me he inventado una broma, que es lo de "en la cadena... ¿eh, eh, eh, eh?". Así puedo repensar en qué cadena estoy, y me ha venido muy bien. Se me ocurrió en Vera tomando el sol. Y ya me lo dice la gente por la calle. Así que es buena señal, ¿no?
–¿Espera a más gente en el equipo?
–Tiene que llegar Mister X, que puede llegar entre el 1 y el 15 del mes que viene. No podemos decir el nombre porque le perjudicaríamos. Y creo que también va a venir Mister Y y Mister Z.
–Cuando recogió el premio Micrófono [que le entregó la asociación deperiodistas APEI en el Parador de Alcalá el viernes pasado] alabó a los compañeros que se vienen con uno cuando se cambia de empresa. No debe de ser lo habitual...
–Ojo que en este caso no se han venido conmigo. ¡Nos hemos ido todos con Paco González! Paco nos dijo que hiciésemos lo que pensásemos. Si yo me hubiese quedado en la Ser a Paco no le hubiese importado, porque sé cómo es. Ahora, me lo ha agradecido.
–¿Y por qué se ha ido de la Ser?
–Porque creo que en la vida hay que tomar decisiones. Era muy cómo quedarme en la ser. Pero me tenía que ir con Paco, me lo pedía el corazón.
–Pero alguna razón habría al hacerlo ahora.
–Él dice que formamos un tándem perfecto y que no quería romperlo. Y creo que tiene razón. Miro a mi alrededor y veo a toda la gente que tenía en la Ser.
–¿Y escuchan los mismos?
–Yo creo que sí. Noto por la calle algo especial.
–¿Qué es?
–No lo sé. Al principio, cuando dijimos que nos íbamos a la Cope, a la gente no le gustó. ¡Pero nosotros no vamos a hacer política! En la Ser nunca me han preguntado si votaba a Zapatero o a Felipe. Y en la Cope tampoco me han preguntado a quién voto. Yo llevo viviendo con una mujer 35 años y no estoy casado con ella, y un hijo mio no está bautizado: nadie me ha preguntado cómo es mi vida. Yo vengo a la Cope a hacer deporte y a hacer felices a los demás. La gente lo ha entendido y se va incorporando. Yo noto en la calle un runrún que si el 9 de diciembre, cuando sale el EGM, no lo refleja... dejaría de creer en el EGM.
–Morirá con las botas puestas...
–No me queda más remedio, no me dejan.

311063263_a885780608_o.jpg

–Los discos de oro los olvidó ya...
–Lo olvidamos. Tuve uno, lo más bonito de mi carrera. Por vender dos millones de discos. Y en México, un país que adoro... De vez en cuando voy y me recuerdan. Ahora prefiero cantar goles. El gol es la salsa del fútbol: no puede haber guión, no sabes quién va a marcar, a quién van a echar. Eso es lo maravilloso.
–¿Echará de menos a Raúl?
–Nunca he pensado que fuera un superclase, sí un gran jugador. Lo era Butragueño y Juanito. Tenían un arte que no tiene nadie. Raúl aprovechó muy bien sus oportunidades, pero no fue como Amancio. Y no me gustó cómo se ha ido... pero allá cada cual.
–¿Se puede enamorar a una mujer cantando un gol?
–Hay muchas maneras, pero claro que se puede. Le cantas un gol al oído y la enamoras para siempre.
–En el fútbol sobra dinero. ¿Qué es lo que falta?
–Falta personalidad. Alguien dijo en la entrega de premios que antes cuando ibas a una presentación de plantilla te daban una lista con los teléfonos de sus casas. Eso era personalidad. Ahora parecen todos estrellitas que no se pueden tocar. Deberían aprender del baloncesto, del tenis, del ciclismo para aprender a ser más humanos y acercarse más a la gente.

No hay comentarios: