lunes, 29 de noviembre de 2010

Santiago López Legarda: "El mayor error de ZP fue no irse tras el cambiazo de mayo"

Conoce bien las glorias y las miserias de la política... y de la economía. Siguió al presidente Aznar para Radio Nacional entre 1997 y 2004. Antes trabajó en la sección de economía. Ahora ejerce de alcalaíno inquieto, más confiado en la economía española que en la racionalidad del mercado de la deuda.
–Parece que al presidente  Zapatero ya no le quedan siete vidas.
–Le queda lo que queda le legislatura. Lo que está por ver es si será el cabeza de lista, pero si lo es va a perder.
–¿Ve a Rubalcaba heredando a nieto?
–Sería una solución de emergencia. No veo a Rubalcaba con un recorrido político muy largo. Podría presentarse Rubalcaba en lugar de Zapatero, pero no sería una solución definitiva sino como una transitoria.
–Usted fue la sombra de Aznar para Radio Nacional y conoció al primer Zapatero presidente, el de 2004. ¿Venía ya loco de casa, como ha dicho Joaquín Leguina, o cambió con el poder, como Felipe González?
–Ha habido una metamorfosis. Dijo en la noche del triunfo de marzo de 2004 aquello de que el poder no le iba a cambiar. Pero el poder sí le ha cambiado. En todo caso esa afirmación de Leguina se debe a sus resquemores, porque se ha sentido menospreciado. Supura por la herida.
–Como corresponsal fue testigo de la recta final de Aznar. La de Zapatero parece bien distinta.
–Va a ser un final distinto. El de Aznar era un final previsto. Aquí lo imprevisto sería que Zapatero siguiese.
–Dos estilos muy distintos los del Aznar que conoció usted y los del Rajoy que escogió para seguir su estela...
–Lo que le pasa a Rajoy es que está preparado para ocupar cargos. Ha desempeñado muchas funciones pero le falta carisma. Y se ha acomodado para que el poder le venga como fruta madura. Aznar era mucho más combativo en la oposición. Como gobernante tuvo dos etapas, y ha dejado muy mal recuerdo por la segunda, cuando tenía mayoría absoluta. Pero en la primera gobernó de una manera sensata, buscando acuerdos. Claro que todo el mundo dice que el Aznar verdadero era el de la segunda etapa, y a la vista de lo que ha dicho cuando ha salido de La Moncloa. Yo creo que a los presidentes cuando dejan el cargo se les va demasiado la lengua.
–El souflé catalán se le ha quemado a Montilla.  
–El PSC ha pagado la sentencia del Estatut, el hartazgo de la gente con el tripartito y también la crisis económica. Hay una cierta polarización ahora. Por un lado el nacionalismo catalán y por otro el español.
–El mayor acierto de Aznar.
–Decir que no se iba a presentar y cumplirlo.
–El peor error de Zapatero.
–El peor error ha sido no dimitir cuando la crisis de los mercados de mayo. Debería haber dicho que para él era inasumible. Hubiese habido elecciones y un nuevo gobierno con la legitimidad de las urnas. El error fue el cambiazo de mayo, pasar de decir un discurso a decir lo contario. Tendría que haber convocado elecciones.
–En Barcelona y en Madrid quedan abonados a la geometría variable.
–Pero CiU va a poder gobernar porque está muy cerca de la mayoría absoluta. Aunque ahora se le plantea un panorama difícil para conseguir acuerdos con cualquiera de los partidos.
–¿El as en la manga del PSOE puede ser otro final de ETA?
–Puede ser. Pero el que confíe en que puede ganar unas elecciones por un fin de ETA se equivoca y será castigado por el electorado. La lucha contra ETA es de todo el pueblo español.
–Pero antes hay que calmar a los mercados.
–La irracionalidad de los mercados... El recate de Irlanda se hace a costa de castigar a la gente, cuando son los bancos los que han gestionado mal. Ante la amenaza de los mercados perdemos la calma, con medidas que incluyen congelar las pensiones. Pero el sistema está en superávit y con un fondo de reserva para momentos de dificultad. Pero no lo usamos y castigamos a la gente con medias. Pero en momentos como estos en los mercados es muy difícil saber qué hacer en medio de este vendaval.

No hay comentarios: