miércoles, 24 de noviembre de 2010

Tengo mono de Sostres

No me hagan aspavientos porque yo también opinaba que lo de Salvador Sostres no tiene perdón de Dios. El PP de Rajoy y Aguirre quiere a Zapatero colgado del gancho del carnicero cuanto antes. Saben que tienen mal cartel, así que sólo respirarán tranquilos sus ministrables y sus paniaguados con la muerte civil del presidente. Para limpiar las caballerizas, decía Mitterrand, no puede uno ponerse los guantes de seda. Tiene que empiltrarse con señores como Sostres, que escriben muy bien y piensan muy mal, que hablan en catalán y desbarran en alemán de 1939: ahí queda su brindis por la limpieza que el terremoto propició en Haití, no digo más. No se puede ser más machote sin haberse follado a unas niñas japonesas, como Dragó, así que bienvenidos sean ambos a la gusanada catódica y disparen a la ceja, que ya está sangrando. Quisieran un poco más de paro y de deuda para entrar en el paraíso, pero una ola de estiércol tal vez sea suficiente si se mantienen con equilibrio socrático sobre la tabla de surf.
Hasta aquí la reflexión en frío. Que sí, que muy mal Telemadrid, Aguirre y el PP por pagar a esta gente con el dinero público. Que no, que nunca debiera haber pasado. Que soltar guarradas en un plató está bien pero no en la tele de todos. Vale, lo que usted diga.
Pero ¿y el disfrute que nos ha acarreado? El partido que le hemos sacado al Youtube buscando más desbarres, la mayoría en catalán –subtítulos cuantos antes, por caridad– de este sujeto... Telemadrid no puede ahora echar a este hombre de manera abrupta, porque podemos acabar unos cuantos haciendo cola donde la metadona. Que lo quiten, sí. Pero que sea poco a poco, reduciendo las dosis y que nos den algún sustitutivo reponiendo pelis como Arde Mississippi mezclado con los mejores raptos de bragas de Chicho Terremoto.
Yo antes criticaba el modelo castrista de Telemadrid y ahora me grabo sus mejores momentos en cintas, porque sé que un día este aquelarre acabará y sólo nos quedarán las reposiciones.

No hay comentarios: