miércoles, 19 de enero de 2011

La rebelión contra el tabaco se extiende a seis bares más

El número de bares rebeldes ante la ley Antitabaco va subiendo en el municipio de Torres. La pasada semana eran cuatro los que permitían fumar pero ahora son seis, y el goteo sigue. El martes mantuvieron una asamblea los hosteleros del pueblo. El objetivo de los más radicales era lograr que la rebelión fuese generalizada y descolgasen el cartel de prohibido fumar todos los establecimientos, que suman más de 30. No hubo acuerdo, porque de los 23 propietarios que asistieron hay unos cuantos que confían en que la ley se suavice en febrero, tal vez con intervención de la Comunidad. Pero si no es así, parece claro que irán a por todas y Torres será un municipio abierto al humo.
Alberto Ropero estaba ayer convocado a una reunión "para llegar a alguna solución contra la ley antitabaco". La normativa, que impide tajantemente el consumo en sus locales salvo en las terrazas, está arruinando sus negocios. Así lo aseguraba en la convocatoria, repartida por bares y restaurantes, en la que se pedía la asistencia de todos, "porque contra más seamos más fuertes seremos contra esta ley absurda". "En mi bar somos 11 empleados", recorda ayer Alberto Ropero, uno de los participantes en la asamblea. Es el dueño de El Pajar del Molar (Paseo de los Pozos), y lamenta haber perdido mucho dinero desde que entró en vigor la medida. El martes acudió a la cita dispuesto a dar el paso y permitir fumar, pero ha dado un tiempo más a la norma: "Dicen que si se hace cargo la Comunidad podría flexibilizarse la cosa". Esperará a febrero, y después, si no hay cambios, se muestra dispuesto permitir el tabaco. "El que va con la ley es el que pierde. Yo me estoy planteando dejar fumar en mi local porque he perdido un 40% de clientela", lamentaba el pasado viernes.  
Otros bares de la zona son de la misma opinión, aunque no quieren aparecer publicamente hablando de un tema tan controvertido. Otro bar que se ha sumado a la revuelta es el Pub FM: "Hemos tomado esta decisión por el bajón que habido en la caja, en mi caso mi local es más nocturno, y la noche invita a la copa y al cigarro", explica uno de los responsables del bar. Se muestra dipuesto a apechugar con las sanciones "por lo menos con la primera, y nos han dicho que hasta febrero no las habrá". Para Ropero, en cambio, es una cuestión de "lucha por la libertad". Su bar lleva abierto 84 años "y nadie puede decirme lo que puedo o no puedo hacer en él". Por eso ha colgado un letrero : "El tabaco es un producto legal. Su venta está monopolizada por el Estado español. ¿Qué busca esta ley?".

Subir de precio el tabaco es sano
Es mortal para el bolsillo subir el precio del tabaco. Pero es bueno para la salud. Subir el precio de los cigarrillos reduce el consumo y disminuye las muertes por tabaquismo. Así lo asegura el Informe Sespas 2010, que la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, que ha calculado que por cada 10% de incremento del coste de una cajetilla, la demanda baja un 4%. Esto afecta sobre todo en los jóvenes y los ancianos, que son los que más dificultades tienen para llegar a fin de mes.

No hay comentarios: