jueves, 17 de febrero de 2011

A mi señal, ira y costrada

Tachán: las listas. Es el momento crucial de la legislatura para los políticos. Estar rumiando en el poder o rugiendo en la oposición sólo tendrá trascendencia para sus biógrafos. Para pagar las letras del coche, de la casa, los fines de semana fuera y renovar el armario lo que hace falta es estar en un puesto de salida: sales elegido, aunque tu partido no gane. Buena parte del quehacer del gobernante, o del que debería dedicarse a fiscalizarlo, es precisamente buscarse un sitio bajo el sol. Por eso los vemos los fines de semana en los mítines del extrarradio, con un atuendo de sport extraño y rezumando buen rollo falsario. Son horas extra que no  paga nadie. Pero para ser hay que estar, que decía el torero. 

En mayo se desgañitarán pidiendonos el voto para su partido, pero para entonces el pajarito ya estará en la jaula: y no se escapará en cuatro años.

En Alcalá de Henares Eusebio González, jefe de la cosa socialista, ha hecho el petate y será contramaestre de Tomás Gómez: tal vez en la cúspide del poder. Seguramente en el fondo del mar: pero de un mar cálido, el de la oposición institucional. Lo peor que le puede pasar es que le den un escaño, un portátil y una portavocía en una comisión.
Los que se meten con él es por envidia pura o mera complutensidad. Cada vez que cruza el torote con su bólido socialdemócrata sale alguna maldición garrapiñada del fondo del arroyo. Me resulta imposible compartirla sin vestirme de goyesco: ¡pa servirle!

keeptryingp1.gif
Recreación a cargo de especialistas de un intento de pasar de concejal a consejero

Claro que sus ausencias en el frenético quehacer municipal complutense habrán lastrado el deslumbrante vuelo de la corporación en los últimos meses. Dónde estabas, Eusebio, cuando le hacías falta a esta ciudad: respaldando a nuestro alcalde en exposiciones de miniaturas, en desgustaciones variadas, homenajes taurinos... o, sin ir más lejos, en alguna revuelta contra el sentido común liderada por tus espadachines del PSOE. Son todas batallas heróicas que nos han engrandecido como pueblo en esta legislatura gloriosa. A mi señal, ira y costrada.

No hay comentarios: