jueves, 28 de abril de 2011

Talante, talento o talanquera

scaled.php?tn=0&server=616&filename=73016534.jpg&xsize=640&ysize=640

A la tercera el ciudadano Rajoy se presenta al examen y todavía no sabe a quién tendrá frente a él. En 2008 denunció el "coladero" de la inmigración, pero España es un país distinto ahora y, como dijo Aguirre: "Un trabajo es un lujo". El graderío, español, hispano y rumano, clamaba por una economía que funcione, con talante, talento o talanquera. La mano blanda o dura del Estado ya es sólo paisaje, sin currele nos hundimos todos y ellos los primeros. 
Rajoy combate a la persona y Aguirre a la ideología: entró al trapo de remitirse a Ceaucescu y repitió su mantra del socialismo que entra por la puerta y el empleo que salta por la ventana. Cuando ella habla, Marx aprieta los ojos en la tumba. Es la favorita del público, la más aplaudida y la más interrumpida, porque en un mitin la interrupción es –paradoja– la muestra genuina de cariño. Al muermo se le deja hablar siempre, pero no se le respeta.
Nos queda un mes de infarto. Bartolo no es nada sin mayoría absoluta y Aguirre se mide con el PSM pero también con Gallardón. La taquicardia de ayer quedó en achuchón. Pese al calor.

No hay comentarios: