miércoles, 8 de junio de 2011

Último día con la edad de Cristo

No ha estado mal esto de tener la edad de Cristo. De pequeño me había preparado para el asunto, dando por hecho que los pecados habría de cometerlos antes o después de tener esa edad. Como si los 33 fuesen una moratoria. Si un día me confesaba, contaría lo justo para no quedar por encima de nadie. La muerte parecía un terreno extraño, pues no conocía en persona a ninguno de los habitantes de ese lugar. Sólo a personajes históricos, que por aquel entonces estaban cubiertos por una nebulosa de tedio tejida por el hastío de los libros de texto. Pitágoras era el bandido que se había emboscado en junio y aguardaba en septiembre. Fernando VII y sus vicisitudes, otro escollo veraniego.
Mañana cumplo 34, una edad que te da una excusa menos para acordarte del barbudo de Jesús. El treintañero más famoso fue conducido al martirio sin que nadie pontificase arriba de la montaña: "Que no paguen la crisis los de siempre". No había acampados pidiendo #NuevoTestamentoRealYa!, Pilatos no se lavó las manos diciendo que mentía como un bellaco el que dijese que él había hecho lo que sin duda había hecho. Debió de ser un tiempo muy extraño el de aquel entonces, pero no tan distinto si un hombre bueno fue conducido a la desgracia por el Sistema. María Magdalena hubiese acabado en La Noria explicando por qué, a los tres días de morir Jesucristo, había pasado en Facebook de tener en su estatus Viuda a Es complicado. Aquel hombre había resucitado: desgraciadamente es el único capítulo en el que la mayoría de la gente quiere imitarle.
La figura del profeta se ha sacralizado hasta el punto que casi no hay manera de hablar de él sin caer en la herejía, un concepto que me encanta salvo cuando quiero hablar de ese gran tipo con el que todos nos gustaría tener algo en común, aunque sólo fuese la edad.
Con los 33 acaba la historia sagrada en la vida de uno: los latigazos, el espíritu errante, y las parábolas. Pero... ¿habrá más milagros?
De peores hemos salido. 

No hay comentarios: