miércoles, 6 de julio de 2011

“Damas y caballeros: disculpen si les llamo damas y caballeros, pero es que no los conozco muy bien."

Dicen que en una farola había un cartel que decía: "Se busca compañero de piso que no vea Telecinco". Si hay una telebasura que nos molesta, ésa es la de los demás. Son las fiestas de los otros las que son a deshoras, las opiniones de los demás las que están manipuladas. El infierno está en la tercera persona del plural, o del singular. El ser humano lo aguanta todo, pero para ser feliz no le basta cualquier cosa. Ahora internet nos echa una mano para ser infieles: una empresa colgó un cartel en la Gran Vía con las fotos del Rey, Clinton y el príncipe Charles. Los ponía como ejemplo de burladores con poco tino para burlar, a los que les hubiese ido menor con los servicios de una agencia. El caso es tener al lado a la persona apropiada, aunque sea para hacer cosas inapropiadas, buscarnos la ruina pero a nuestra manera. Dentro de nosotros hay un lío de almas emponzoñadas, pero también un salvaje deseo de ser libre, de no aguantar el zumbido de los demás. Por eso rompemos barreras, muchas veces corriendo en el sentido equivocado. 
En el corazón tenemos el botón del I Love You, pero hay otro más pequeñito en el que está escrito Basta Ya. Si lo accionamos en el curro podemos hacer una barbaridad y si nos sucede en casa a lo mejor nos quitan a los churumbeles y la mitad de la nómina. 
Por eso no me creo otra moralidad que la propia, y ni tan siquiera ésa porque la memoria es débil y engañosa. Cuando se sube al púlpito el exégeta de turno me lo imagino trincando pasta –aunque sea en sueños– o amarrado en paños menores a la pata de la cama. La exigencia de un expediente limpio de borrones es un desvarío de nuestra sociedad. Así sólo logramos encumbrar al traidor profesional y refinado en detrimento del pobre diablo pecador. A quien no se le ve el plumero es porque un chofer le aparca la escoba

.  atasco.jpg

Recuerden al genial Groucho Marx: "Damas y caballeros: disculpen si les llamo damas y caballeros, pero es que no los conozco muy bien."



No hay comentarios: