viernes, 15 de julio de 2011

Miedo americano, esperanzas italianas

Nadie se atreve a contestar. ¿Puede EEUU parecerse a Grecia? Entre medias está España, Portugal... Pero la palabra maldita es Grecia. La agencia de calificiación de riesgos Standard & Poor's advirtió el jueves que existe una entre dos posibilidades de que podría rebajar la calificación crediticia AAA de Estados Unidos, si no se logra un pronto acuerdo en elevar el techo de la deuda del Gobierno. Incluso si se logra un acuerdo para aumentar el límite de la deuda, aún podría recortar la calificación si no estuviera convencida de que el pacto estabilizaría las dinámicas de deuda del país a mediano plazo. Como siempre he sido un antipatriota, me da la sensación de que las líneas anteriores hacen felices a los republicanos. Otra cosa es que en público funzan el ceño. 

Mientras, la Comisión Europea ha confirmado que facilitará el desembolso de los fondos europeos correspondientes a Grecia, al reducir un 6% el porcentaje de cofinanciación que exige a los estados miembros para recibir el dinero de este tipo de programas. Esto es casi una luz verde para abrazar la luz al final del túnel. Pero mientras unos frentes amagan con cerrarse, otros parecen abrirse. 

Italia ha vivido una semana de infarto. Esta semana ha emprendido medidas como la reintroducción del copago sanitario y recortes en los beneficios fiscales de las familias, supone 32.000 millones más de lo previsto inicialmente. ¿COpago? Sí, han leído bien. Los italianos tendrán que abonar 10 euros para visitas con médicos especialistas y 25 euros por los servicios de urgencias que no requieran ingreso hospitalario. Lo que no la sabido hacer EEUU, no ha querido hacer España y no ha podido hacer Grecia lo han logrado los italianos: tanto Gobierno como oposición se pusieran de acuerdo para acelerar la tramitación parlamentaria del plan de austeridad, para que los mercados abrieran ya la semana que viene con las medidas aprobadas y se pudiera así poner freno a la escalada en la prima de riesgo de la deuda italiana. Luego diremos que si el sistema político allí... Italia ha pasado una mala semana, pero no nos esperan meses mejores. 

No hay comentarios: