jueves, 10 de noviembre de 2011

Mis disculpas a ETA y al Ku Klux Klan

0050_ku_klux_klan_03.jpg117994_detail.jpg

Señores del Ku Klux Klan y ETA: veo que, en líneas generales, han cesado el hostigamiento a los negros –y a los que, especialmente en el sur de EEUU les defendían– y que en el País Vasco han anunciado el cese de la actividad terrorista. Esta es, entiendo, la situación de Paz a la que ustedes pensaban llegar con su violencia para solucionar el "conflicto" que han tenido con los no nacionalistas que viven en Euskadi y con los negros que viven en América. Al parecer, para lograr la reconciliación, los que les hemos padecido también tenemos que pedirles perdón porque algunos de sus torturadores han sido torturados y porque algunos de sus asesinos han sido asesinados. También porque tanto los tribunales de EEUU como los españoles han ilegalizado sus respectivas organizaciones en reiteradas ocasiones por el simple hecho de mantener vínculos con los brazos ejecutores de la violencia. En algunos casos, importantes líderes racistas de Arkansas que habían cortado los genitales a varios negros fueron encarcelados en un estado lejano como Alabama, con la consiguiente penuria para sus familias. En España ha pasado algo parecido, lo lamento. 

Y, claro, que no haya vencedores ni vencidos. En EEUU ya es tarde, pues la ley trata por igual a blancos y negros, en contra de lo que ustedes defendían. Lamento la humillación y espero que el caso español les compense: si tienen algún argumento étnico sobre la raza vasca y sus derechos frente a otras minorías no se corten. 

Y perdonen ustedes.


No hay comentarios: