viernes, 18 de febrero de 2011

Consuelo Rumí: «Tener el puesto asegurado no afecta a la productividad»

–¿Cuándo se pagará a los funcionarios en función de lo bien o mal que lo hagan?
–Es que ya se hace. Todos los salarios de los empleados públicos tienen una parte vinculada a ello. Estamos trabajando en fórmulas ligadas a la consecución de objetivos. Hay experiencias en la agencia tributaria y en la Seguridad Social.  
–Recientemente el presidente de Mango pidió que el puesto de funcionario no fuese eterno porque mermaba la motivación y la productividad.
–No estoy de acuerdo. Tenemos unos grandes profesionales, comprometidos con su trabajo y con índices de eficacia por encima de la media europea. Fíjese que hemos tenido que tomar una medida difícil pero necesaria para lograr cumplir con nuestra parte de reducción del déficit público, que fue la reducción de los salarios: no se ha notado ni una merma ni en el trabajo ni en el cumplimiento de objetivos. Y destacaría, además del compromiso, su formación: porque pasan por un proceso muy riguroso donde se miden con igualdad, en base a su mérito y su capacidad.  Los salarios, además, no son comparables a la empresa privada. Allí los directivos cobran mucho más que en la administración pública, por supuesto no tenemos ni bonus ni contratos blindados. Si los empleados públicos no tuviesen esa garantía de permanencia en el tiempo retrocederíamos en la historia, porque eso ya sucedió. Y entonces se vio el problema que había...
–... Los cesantes.
–Exactamente. Ahora cambia un gobierno y nosotros siempre estamos ahí, garantizando que se cumplan los objetivos de una Administración eficaz y eficiente. Y la columna vertebral que garantiza eso son los funcionarios públicos.
–Si este sistema laboral es tan bueno para la productividad del trabajador. ¿Por qué no lo imita el sector privado?
–Es que... estamos hablando de  relaciones laborales diferentes, son convenios laborales completamente distintos.
–Pero consiste en prestar servicios. Algo que la empresa privada hace con frecuencia. Muchas veces los mismos servicios. Y compite con un marco laboral distinto.
–Es que se regulan con bases jurídicas diferentes. La administración pública da respuesta a los servicios públicos que ofrece el sistema. El privado tiene otra regulación. Hoy en lo que estamos es modernizarla, desburocratizarla... Mi objetivo es una administración sin papeles, quitar la documentación electrónica. Hoy se podrían hacer todos los trámites a través de la administración electrónica y estamos trabajando en este sentido. Claro que siempre hay una franja vinculada a una determinada edad que lo que quiere es presencia...
–España ha superado la barrera psicológica de los tres millones de funcionarios. ¿No le parece demasiado, con la que está cayendo?
–No, para nada. En España estamos por debajo de muchos otros países como Suecia. Me parece que la cifra de tres millones es bastante moderada. Creo que es un debate interesado.

jueves, 17 de febrero de 2011

A mi señal, ira y costrada

Tachán: las listas. Es el momento crucial de la legislatura para los políticos. Estar rumiando en el poder o rugiendo en la oposición sólo tendrá trascendencia para sus biógrafos. Para pagar las letras del coche, de la casa, los fines de semana fuera y renovar el armario lo que hace falta es estar en un puesto de salida: sales elegido, aunque tu partido no gane. Buena parte del quehacer del gobernante, o del que debería dedicarse a fiscalizarlo, es precisamente buscarse un sitio bajo el sol. Por eso los vemos los fines de semana en los mítines del extrarradio, con un atuendo de sport extraño y rezumando buen rollo falsario. Son horas extra que no  paga nadie. Pero para ser hay que estar, que decía el torero. 

En mayo se desgañitarán pidiendonos el voto para su partido, pero para entonces el pajarito ya estará en la jaula: y no se escapará en cuatro años.

En Alcalá de Henares Eusebio González, jefe de la cosa socialista, ha hecho el petate y será contramaestre de Tomás Gómez: tal vez en la cúspide del poder. Seguramente en el fondo del mar: pero de un mar cálido, el de la oposición institucional. Lo peor que le puede pasar es que le den un escaño, un portátil y una portavocía en una comisión.
Los que se meten con él es por envidia pura o mera complutensidad. Cada vez que cruza el torote con su bólido socialdemócrata sale alguna maldición garrapiñada del fondo del arroyo. Me resulta imposible compartirla sin vestirme de goyesco: ¡pa servirle!

keeptryingp1.gif
Recreación a cargo de especialistas de un intento de pasar de concejal a consejero

Claro que sus ausencias en el frenético quehacer municipal complutense habrán lastrado el deslumbrante vuelo de la corporación en los últimos meses. Dónde estabas, Eusebio, cuando le hacías falta a esta ciudad: respaldando a nuestro alcalde en exposiciones de miniaturas, en desgustaciones variadas, homenajes taurinos... o, sin ir más lejos, en alguna revuelta contra el sentido común liderada por tus espadachines del PSOE. Son todas batallas heróicas que nos han engrandecido como pueblo en esta legislatura gloriosa. A mi señal, ira y costrada.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Caja Madrid, del bochorno al disparate

Primero fueron los bancos y las entidades financieras las señaladas como culpables de la crisis por su irresponsabilidad al conceder hipotecas. Después fueron ellas las que necesitaron planes de rescate con dinero de todos pese a que nunca han compartido beneficios. Actualmente dificultan la reactivación de la economía restringiendo el crédito y tomando la vivienda de quien no puede pagarla, que pasa formalmente a ser pobre. Todo esto indica que es necesaria y urgente una reforma del sistema financiero. Pero que después de esta cadena de desastres en los que la banca es siempre protagonista por acción o omisión, lleguen los directivos de Caja Madrid y quieran repartirse los 25 millones del plan de incentivos es completamente obsceno. Lo cierto es que así estaba previsto para el anterior equipo de Caja Madrid, pero la operación ha sido vetada por la nueva directiva, capitaneada por Rodrigo Rato. Su argumento es que la nueva normativa europea, todavía pendiente de ser aplicada en España, exige ligar estos planes de incentivos a la evolución de la entidad. Que los repartos del botín entre los ejecutivos de Caja Madrid estén ligados a antigüedad o al crecimiento total se antoja absurdo e inútil para conseguir una mejor gobernanza. Pero incluso aunque se ligue a objetivos es de una bajeza enorme obviar que Caja Madrid ha sido hasta ahora una entidad  entre cuyos fines no esta sólo ganar dinero, sino incentivar el desarrollo y la obra social. Y en virtud de esa definición tienen un importante sostén de dinero público que no tienen los bancos. Por eso no se entiende que las cajas quieran ser públicas para obtener dinero y privadas para repartirlo entre sus ejecutivos.
Pero por si hiciese falta que el problema fuese más sonrojante, basta recordar los apuros que las cajas de ahorro, también Caja Madrid, han experimentado en los últimos doce meses. Se deben, como se está viendo ahora, a la impericia de los que las gobernaron. ¿Por qué se les tiene que premiar a posteriori, visto el desastre? La mala gestión y los apuros de Caja Madrid han derivado en una inyección de 4.500 millones de dinero de todos.
Entre todo este panorama resulta un bochorno la presencia del ex rector Virgilio Zapatero. Elegido por Rato para la nueva etapa de Caja Madrid, el jurista ligado al PSOE puede embolsarse hasta un millón de euros como vicepresidente. Justo en un momento en que la caja para la que trabaja ha necesitado fusiones para seguir adelante y tiene pendientes exámenes en los que tal vez no dé la talla. Dejó colgando su mandato en la UAH y todo indica que no se le escogió por su formación financiera, sino como porción de partido en una casta que salta de institución en institución sin rendir cuentas jamás. 

martes, 15 de febrero de 2011

“No temo volver a Egipto, peor ya no vamos a estar”

images?q=tbn:ANd9GcQJ1YHFeatJLJYZAkav5g3ODfTw2a0vcvcyqdjlYk9CEGty1J_R

Fátima Makki es una ciudadana del mundo. Hija de madre española y padre egipcio, se crió México, Kuwait y Egipto, aunque ha pasado la mayor parte de su vida en El Cairo, donde su madre era profesora en el Cervantes. Su padre fue de los primeros egipcios que vinieron a estudiar a España. Estos días no puede evitar sentirse un poco más egipcia que de costumbre, pegada al televisor viendo a su pueblo manifestarse por la libertad.  Es la profesora de árabe del Centro de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Alcalá, un idioma pujante que estos días muestra sus misterios a los que ven gritar en por televisión a la juventud egipcia. 
Pronto volverá a su tierra, a su plaza de profesora de Filología Hispánica en la Universidad  de El Cairo. En sus ojos no se atisba ni pizca de miedo al futuro: "En absoluto, peor de lo que estábamos no podemos estar". La mayoría de los egipcios, asegura, son optimistas respecto al futuro. Pero Fátima, igual que otros muchos, no se esperaba este cambio ahora. Durante años el mundo árabe se ha visto como una tierra cuyo estado natural era la opresión. "Sabíamos que esto cambiaría un día, pero no tan pronto".
"Mi madre es hija de militares, mi abuelo era coronel en el ejército de Franco y le destinaron a Marruecos y allí se crió mi madre" recuerda en su despacho del Centro de Lenguas Extranjeras. Aquello poco tenía que ver con el ambiente multicultural que se vive en el edificio de Trinitarios: "No se mezclaban españoles con marroquíes, pero ella sí aprendió el árabe y trabajó en una escuela marroquí".
Entre los jóvenes que se han levantado contra Mubarak, con sus zapatos en la mano o con sus blogs, tiene a amigos y alumnos. "Hace 10 años que en Egipto se estaba fraguando esto que se ha desarrollado con las redes sociales, se convocaban manifestaciones e internet ha generado  una nueva mentalidad en la gente joven, que es mucho más abierta y que dio un paso adelante el 25 de enero". Paradójicamente, dice Fátima, fueron ellos, de clase media o alta, los que prendieron la llama: Egipto tiene un bajo índice en alfabetización, poco más el 40%. "Y además Mubarak ha acabado con la clase media, todos son muy ricos o muy pobres", y eso es algo que "nota cualquier visitante que acuda periódicamente" a Egipto. Pero seguramente el peor error de Mubarak fue proyectar a su hijo Gamal como sucesor "en los medios de información se ha estado preparando la sucesión, es algo surrealista en el caso de una república, algo que ocurrió en Siria". Muchos miembros del gabinete tienen negocios con él, configurando un entramado que a Fátima le parece bastante medieval: "La revolución fue para acabar con el estado feudal del Rey y sus allegados, pero al final hemos vuelto a lo mismo, se están repartiendo todo entre unos cuantos, el 10% tiene toda la riqueza y se quedan con las ayudas a EEUU".
Ése es, dice Fátima, otro punto de fricción: "Los egipcios sienten que la prioridad ha sido contentar a Israel y a Estados Unidos, pero al mismo tiempo hacia dentro es un estado policial". Al poder, recuerda Fátima, siempre se le ha hecho frente de una manera o de otra. Incluso en tiempos de la monarquía se temía a los estudiantes: "Siempre ha habido un fuerte movimiento estudiantil de gente preparada con mucha conciencia política, con la monarquía los estudiantes derribaban gobiernos saliendo a la calle, pero ahora la universidad está completamente controlada por la Policía".
Pero el descontento, cuenta Fátima, se ha ido abriendo camino. Recientemente a través de las muertes de algunos opositores. Pero también por problemas cotidianos como los precios: "Un litro de leche o un kilo de carne cuesta lo mismo allí que aquí", se lamenta esta profesora, que recuerda que los salarios no tienen nada que ver. Todo esto genera violencia: "Y eso que Egipto era un país ejemplar en cuanto a violencia, nadie cerraba los portales  y ahora todos instalan alarmas por culpa del paro, la corrupción y la pobreza". Es el saldo de la 'era Mubarak'

El PSOE dice que el alcalde no renovará su mayoría absoluta

El PSOE no ve que ahora mismo pueda ganar a Bartolo en votos, pero sí hacerle perder la mayoría en las elecciones del próximo mayo. De este modo, un pacto PSOE-IU les daría el gobierno, igual que ocurrió en 1999. Los socialistas de Alcalá, que según los sondeos tienen un panorama electoral complicado en la Comunidad de Madrid, se basan en una encuesta propia que les da los mismos concejales o uno menos que al PP.
De momento los socialistas no han querido mostrar su encuesta a los medios. Pero han dado unos cuantos pronósticos en una nota de prensa. 12 ediles para el PSOE, 2 o 3 para IU y 12 o tal vez 13 para el PP, por debajo de la mayoría absoluta que tiene ahora con 14 ediles. Para el PSOE, en su encuesta efectuada por el Instituto ASM en Alcalá se observa "una clara preferencia de los ciudadanos por el cambio de alcalde". A la pregunta formulada en este sentido sobre si Alcalá necesitaría un cambio, la respuesta ha sido afirmativa en un 60% de los casos y negativa en 22%. Los valores perdidos representan un 16,9%. Bartolomé González es, por otro lado, el líder más conocido en Alcalá de Henares con un 95,4% de personas que le conocen, seguido por el candidato socialista, Javier Rodríguez Palacios, con un 71,4%. Pilar Fernández tiene por su parte un grado de conocimiento del 25,5%. Este periódico pidió al PSOE la encuesta pero de momento no la van a facilitar. El PSOE asegura que "la mayoría de la población se muestra bastante descontenta de la actual gestión municipal, con importantes deficiencias en los distintos barrios". Con los datos obtenidos UPyD estaría fuera pero podría entrar con un concejal si moviliza algunos grupos de votantes indecisos de los distritos I y III y IV. La encuesta nace, según el PSOE, de 500 encuestas telefónicas con selección de las unidades de muestreo de forma aleatoria. El trabajo de campo se desarrolló durante el mes de enero en diversas franjas horarias.Para Juan Luis Aguirre, secretario de comunicación, la ciudadanía está  cansada de la etapa de Bartolomé González en el consistorio: "Después de más de 20 años de concejal y 12 de alcalde es hora de la alternancia".

lunes, 14 de febrero de 2011

Gasto compartido y coste público

En tiempos de crisis se imponen recortes en los servicios públicos o bien ahondar en el déficit de las administraciones. Hay una tercera vía: la eficiencia en el gasto, aunque sea compartiendo servicios con otros municipios. Es una de las ideas que ha propuesto el PSOE en su convención municipal celebrada este fin de semana. Hacer más transparente lo que nos cuesta cada gasto de la ciudad, dar a conocer los sueldos y la tributación de cada cargo público o pagar las multas con servicios a la comunidad son otras ideas sobre la mesa.   El PSOE ya tiene código de buenas prácticas –y buenas intenciones– para los ayuntamientos.  Conscientes del mal momento que vive el pequeño comercio y la hostelería, los socialistas proponen facilitar la transmisión de empresas para evitar su cierre, ya que muchas pequeñas empresas familiares se ven obligadas a cerrar por falta de sucesor en el negocio. "Los ayuntamientos intermediarán para poner en contacto a aquellas personas que teniendo un local o negocio deseen traspasarlo, venderlo o arrendarlo, con aquellas otras personas que deseen emprender un negocio", dice el documento a iniciativa de Pilar Bosch, que también ha colado otra idea algo más audaz: desarrollar planes locales de crear empresas en 24 horas, creando bancos de empresas donde los ciudadanos interesados en crear una pueda acceder a un catálogo de sociedades limitadas ya constituidas.

Pero además de generar actividad económica, hay que gastar menos. Ahí destaca una propuesta que ya se ha llevado a cabo en otros países: la contratación conjunta de servicios entre distintos ayuntamientos y administraciones para lograr una reducción de costes. Por ejemplo, apuntan en otro apartado, promover centros de día y residencias de forma mancomunada entre varios ayuntamientos y en cooperación con otras administraciones. También proponen publicar los llamados "precios sombra" de las actuaciones públicas que no tengan precio adjudicado. Con ello, dicen, se consigue un mayor grado de concienciación por parte de la ciudadanía del valor de los servicios municipales. Y del mismo modo, quieren que los Ayuntamientos y las Comunidades informen a los ciudadanos del coste real de los servicios públicos y del coste de mantenimiento de instalaciones y servicios municipales para así con el fin de concienciar a la ciudadanía de la necesidad de cuidar las instalaciones públicas y hacer un buen uso de sus servicios Otras propuestas son más manidas y en demasiados casos desmentidas por la gestión diaria de sus ediles, como la poda de altos cargos y personal de confianza en las administraciones locales.
multas. Otro de los puntos más llamativos es el propuesto por Julio Pérez, candidato a la alcaldía de Santa Cruz de Tenerife: sustituir las sanciones pecuniarias "por actividades socioeducativas y trabajos en beneficio de la comunidad para impulsar la educación social de menores y jóvenes infractores". La idea no es nueva en Alcalá, aunque ponerla en práctica ha resultado complicado. Más fácil parece el corolario de la propuesta: "Dedicar parte de la recaudación por sanciones de tráfico al desarrollo de   medidas para su mejora". El dinero de las multas, para radares.

El PP ha registrado una proposición no de Ley en el Congreso de los Diputados con la que pretende establecer un sistema de "cuenta corriente" que permita compensar todos los créditos y deudas tributarias "reconocidos por acto administrativo" que las administraciones tengan con pymes y autónomos, a través de aplazamientos y fraccionamientos en el pago de impuestos. La morosidad municipal es una de las vías de asfixia de las Pymes. Pero en propuesta que aprobó el congreso la administración local quedaba fuera de este sistema.

El candidato a la alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha reconocido que los ayuntamientos tienen un problema de financiación que habrá que abordar "con rigor y con tiempo", con el Gobierno y en el seno del PSOE, pero ha advertido de que, mientras tanto, los municipios no pueden dejar de prestar servicios escudándose en el debate de si ejercen competencias propias o impropias. Su partido se comprometió en 2004 a impulsar esta segunda descentralización para dotar mejor a los municipios.