miércoles, 15 de febrero de 2012

El ICO, al rescate de los proveedores

Los proveedores a los que les debe dinero el Ayuntamiento lo tendrán
un poco más fácil. Cobrarán directamente del ICO la deuda de los
ayuntamientos, de manera que ya no serán los propios municipios los
que repartan el juego y puedan elegir a quien le deben el dinero. Esta
medida, que el gobierno pretende aprobar en cuestión de días,
agilizará el cobro aunque en algunos municipios como Alcalá se ha
tramitado el total de las ayudas disponibles.
El ministro de Economía y Competitividad ya avanzó este lunes que la
línea del ICO para que los ayuntamientos paguen a sus proveedores se
aprobará el jueves o el siguiente. Desde el ministerio se ha señalado
que tendrá una cuantía elevada para hacer frente a la complicada
situación de las arcas municipales. El principal cambio es que con el
nuevo procedimiento los proveedores de las administraciones públicas
que no han cobrado las facturas pendientes las exigirán al ICO –ya sea
directamente a este organismo o a la entidad financiera a la que se le
adjudique la gestión– y será este organismo el que pagará, sin la
intermediación de otras administraciones, la deuda a las pymes y a los
autónomos afectados por el drama de la morosidad, según ha adelantado
el diario Expansión.
Con esta línea ICO se pretende aliviar una deuda municipal que
asciende a 36.700 millones. Además, supondrá un alivio para las
pequeñas y medianas empresas que ven hipotecado su futuro por las
deudas del ayuntamiento. El Ejecutivo ya aprobó el pasado día 3 una
línea ICO para las comunidades autónomas de hasta 15.000 millones de
euros pero en este caso la diferencia es que no solo será para pago a
proveedores sino también para hacer frente a la deuda financiera, el
dinero que el consistorio debe a los bancos.
Lo que pretende el Gobierno es que los ayuntamientos no sean los que
pidan los créditos al ICO para hacer frente a las facturas en el
cajón, ya que este mecanismo se ha demostrado ineficaz pues los
consistorios preferían seguir debiendo dinero a las empresas que tener
que dar la cara por estos fondos al Gobierno central. Otra
Administración que puede embargar con facilidad las entregas a cuenta
a estas administraciones. Pero a los proveedores normalmente sólo les
queda la insistencia y el pataleo.
Para evitar desmanes estará Hacienda, que intervendrá las
administraciones descarriadas. El Alcalá ese peligro se considera
conjurado pero todos los ayuntamientos y las comunidades tendrán que
presentar las facturas pendientes al ICO para conocer la deuda
comercial con el Gobierno central. Ahora los ayuntamientos no sólo no
pueden pagar las deudas pendientes con los proveedores, sino que
tienen dificultades para abonar las nóminas por culpa de las
competencias impropios, tareas que no les corresponden sobre el
papelpero que lo prestan desde hace años.

No hay comentarios: